Adornos navideños

Acaba la navidad y toca guardar los adornos

Compartir:

Las navidades han terminado y empieza a llegar el momento de guardar todos los adornos en cajas de embalaje, pero ¿Cuándo es buen momento para empezar?  Sigue leyendo y te lo contamos.

Hay variadas opiniones sobre cuando es el momento exacto en el que debemos guardar los adornos de navidad y despedirnos de ellos hasta el año que viene. Pero podemos decir que el 6 de enero, el día de reyes, marca de alguna manera el momento en que empieza la recogida de la decoración. Los hay que empiezan a recoger sus adornos el mismo día 6 de enero, cuando los niños recién empiezan a jugar con sus regalos de los reyes magos. En cambio, hay otros que no son tan estrictos y dejan pasar varios días incluso semanas antes de recogerlos por completo. Pertenezcas a los más apresurados o a los rezagados debes conocer cuál es el mejor método para guardarlos.

¿Cómo guardar los adornos navideños en cajas de embalaje?

Ya te has decidido a guardar los adornos navideños, pero no sabes cómo empezar, te damos algunos trucos. Comienza haciendo una limpieza de adornos, no te empeñes en guardar decoraciones que no vas a poder utilizar el año que viene. Por ejemplo; las bolas descoloridas después de estar en el sol, ese árbol de navidad al que apenas le quedan hojas o las luces que tengan más de las bombillas fundidas. Nada de esto va a ser útil para el año que viene por lo que la mejor opción sería tirarlo. Además, es probable que ahora mismo tengas muchos adornos navideños de oferta y puedas aprovechar para renovarlos a un mejor precio y tenerlos listo para el año que viene.

No guardes aquellos adornos que estén en malas condiciones. Protege tus decoraciones navideñas antes de meterlas en cajas de embalaje y no te olvides de etiquetarlas

El orden en los adornos navideños

Lo primero que debes pensar a la hora de guardar los adornos navideños es decidir como los vas a ordenar. Para nosotros las mejores clasificaciones son por tipo de decoración o por zona de la casa. Si has elegido por tipo de decoración entonces meterás dentro de una misma caja de embalaje las bolas del árbol de navidad, la otra caja las luces y por último las figuritas del belén, este método es idóneo para casas en las que no haya demasiadas decoraciones.

En cambio, si el espíritu de navidad te invade por completo es una mejor opción guardar los adornos según la zona de la casa en la que los coloques. Es decir, todos los adornos de exterior irán en la misma caja de embalaje, los adornos del salón en otra, y de esta manera con todas las zonas de la casa que estén decoradas. Esto va a facilitar tu trabajo cuando en el próximo año tengas que volver a colocarlos.

Consejos para aprovechar al máximo las cajas de embalaje

Una de las grandes preocupaciones que tenemos a la hora de guardar los adornos en navidad es que no queremos ocupar demasiado espacio, algo parecido a lo que nos pasa cuando queremos ahorrar espacio en nuestra maleta. Para esto esta bien contar con adornos plegables como las guirnaldas y con un árbol de navidad desmontable que podamos separar en piezas.

Separa los adornos según sus formas, aquellos alargados como cintas y luces pueden compartir la misma caja de embalaje que el árbol de navidad y dejaremos por otro lado los más voluminosos. Puedes aprovechar a proteger tus adornos con otras decoraciones como por ejemplo poner dentro de los calcetines de navidad las decoraciones más frágiles o envolver con espumillón las figuritas del belén. Ahorrarás el espacio que normalmente ocuparía el papel de burbujas.

En cuanto a los adornos eléctricos no te olvides de guardarlos apagados y sin las pilas o baterías puestas, ya que podrían hacer que no funcionasen las próximas navidades. No olvides etiquetar todas tus cajas de embalaje y si puedes escoger, que sean de plástico transparente, encontrarás mejor lo que busques cuando quieras decorar tu habitación.

Métodos originales frente a las cajas de embalaje

Aunque las cajas de embalaje tradicionales sean muy eficaces hay otros métodos menos tradicionales que nos pueden ayudar a guardar correctamente nuestros adornos de navidad. Por ejemplo, para pequeños adornos podemos usar hueveras o cajas de herramientas, en las que los separaremos para que no se enreden. En cuanto a las bolas de navidad, podemos colocarlas en pequeños vasos de plástico donde estarán mas protegidas.

En el caso de las luces de navidad podemos usar las pinzas de la ropa para mantener enrollados los cables o los rollos de papel higiénico para evitar que se enreden unas con otras. Los árboles de navidad sintéticos suelen soltar muchas pequeñas hojitas de plástico por lo que una solución para evitar que se suelten demasiadas y acaben esparcidas por toda la caja es envolverlo con unas medias viejas.

Por último, no te desanimes ahora que tus vacaciones han terminado, antes de lo que esperas empezarán las vacaciones de primavera.

 

 

Contenido elaborado por «Ontwice»

Compartir: