Relación filosofía y economía

¿Cómo ha influido la filosofía en la economía?

Compartir:

El día 21 de noviembre es el día mundial de la filosofía. ¿Existe relación entre la economía y la filosofía? Sigue leyendo y entenderás la relación que hay entre ambas.

Dos disciplinas con mucho en común: la filosofía y la economía

La filosofía es el conjunto de reflexiones sobre conceptos como la esencia del ser humano, la causa y efecto de las cosas, en general todo aquello relacionado con el universo y el ser humano. La economía en cambio es la ciencia que estudia la riqueza, los recursos y la distribución de estos para satisfacer las necesidades humanas.

Si tan solo tuviésemos en cuenta estas dos reflexiones, podríamos decir que aparentemente, la economía y la filosofía no tienen mucho que ver. La filosofía se ocupa de cuestiones totalmente inmateriales, en la mayoría de los casos sin expresiones tangibles y formadas en una base totalmente subjetiva. La economía es todo lo contrario, se encarga de bienes materiales y puede explicarse objetivamente, incluso con ciencias tan exactas como las matemáticas. Pero que esta superficial perspectiva no te engañe, la filosofía y la economía tienen mucho en común.

Muchas veces la filosofía y la economía han estado tan estrechamente relacionadas que ha sido imposible distinguir una de la otra

Filósofos tan importantes como Platón y Aristóteles comenzaron ya a hacer filosofía con la economía. Hasta ocurrió de forma viceversa, Adam Smith conocido como el padre de la economía, era profesor de filosofía en la universidad. Otros grandes filósofos y economistas como David Hume, Jonh Stuar Mill o Karl Marx también dividieron sus estudios en ambas disciplinas. La lista de personalidades, que como ellos, quisieron nutrirse de ambos estudios es incalculable. No ha sido hasta mediados del siglo XX cuando los economistas y comenzaron a dividir las dos disciplinas.

¿Qué es la filosofía de la economía?

La unión de filosofía y economía se hace todavía más evidente al conocer que existe una rama de la filosofía encargada únicamente en estudiar los aspectos filosóficos de la economía, llamamos a esto la filosofía de la economía.

Esta rama de la filosofía contemporánea centra su estudio en diferentes ámbitos de la economía, y aunque sus aplicaciones son mucho más extensas se podrían resumir en tres grupos.

  • La ontología de la economía. La ontología es una rama de la metafísica que estudia el ser y sus propiedades transcendentales. (enlace externo, Esta rama aplicada a la economía intenta explicar el comportamiento del hombre en la organización de los recursos. Esta rama intenta alejarse del uso que se hace de las matemáticas en la economía para ampliar las perspectivas que se tienen de preguntas comunes como: ¿Qué tiene más valor económico? o ¿Qué forma un mercado económico?
  • La metodología y epistemología de la economía. La metodología reúne el conjunto de procedimientos que se siguen para probar algo. En la economía es una parte esencial buscar la veracidad de las teorías económicas que han surgido a lo largo de la historia. Por otro lado, la epistemología estudia el proceso mediante el cual se llega al conocimiento de las cosas. En este caso se buscará responder a preguntas cómo: ¿De qué manera se llega a cierta predicción económica? O ¿Qué tipo de validez tienen las mismas?
  • La teoría de juegos y agentes económicos. Este es el último campo abierto de la filosofía de la economía y aún tiene espacio para la investigación. En definitiva, aquí entrarían las relaciones entre los agentes, explicar quiénes son, porqué cada uno de ellos actúa de la manera que lo hace y sus consecuencias.

¿Cuál es la relación de la economía con la filosofía?

Hoy en día estamos viviendo un momento en el que la economía está en auge y la filosofía de capa caída. No obstante, caer en esta consideración es un grave error, por eso os contamos algunas razones por las cuales la filosofía es muy importante para la economía.

La primera razón es la justicia. Desde el comienzo los grandes filósofos comenzaron a explicar qué es la justicia y qué se necesita para conseguirla. Cualquier teoría económica debe tener en cuenta este concepto, así como el del bienestar social. Más allá de esto deberemos tener en cuenta la concepción de la propiedad, los bienes considerados públicos y la imposibilidad de la división de estos.

Por último, para entender la economía y vivir en un estado económicamente saludable debemos entender otros conceptos filosóficos tan básicos como el libre albedrio y la responsabilidad. Estas cuestiones son muy amplias y que a su vez conglomeran preguntas también específicas aplicables a la situación económica propia de cada individuo o al sistema político en el que te encuentres.

En la actualidad también podemos encontrar aplicaciones económicas de la filosofía cómo la economía circular o la economía consciente. Y es que lo cierto es que no podríamos entender la economía sin la explicación de la filosofía, esto lo podemos demostrar con un ejemplo muy sencillo. ¿Cuál es el valor de un vaso de agua en un restaurante y en el desierto? Si bien, aunque la respuesta nos parezca obvia, no podremos explicarlo sin la filosofía.

 

 

Contenido elaborado por «Ontwice»

Compartir: