Mercado económico

El mercado económico y su evolución con los años

Compartir:

La evolución del mercado económico no se entiende sin los cambios, tanto positivos como negativos, acontecidos en las últimas dos décadas. A día de hoy, la economía española se sitúa por debajo de los primeros puestos de las economías de la Unión Europea. A nivel mundial suele estar ubicada entre las primeras quince.

Lo cierto es que la evolución de la economía mundial en los últimos tiempos ha estado marcada por la propia historia de España y de la Unión Europea, así como por los diferentes acontecimientos que han tenido lugar en diferentes etapas como la llegada de la democracia, la formación del Estado actual, las dos crisis económicas y los periodos de crecimiento económico.

El mercado económico: contexto histórico

Si echamos la vista atrás, la situación económica en España hace veinte años era totalmente distinta a la actual. Hay dos momentos de inflexión remarcables y que han tenido una especial relevancia en nuestro desarrollo. Repasémoslos.

La evolución del mercado económico no se entiende sin los cambios, positivos y negativos, acontecidos en las últimas décadas

2002: la llegada del Euro

En 2002 entraba en vigor la nueva moneda. Dejaba atrás a la peseta y, a partir de entonces compartiríamos divisa con todos los países integrantes de la Unión Europea, para bien y para mal.

A pesar de las críticas y elogios que recibió este cambio monetario por parte de diferentes sectores de la sociedad, con el paso de los años y el crecimiento de la economía española, llegaría la aceptación masiva de esta decisión. Desde su implantación en nuestro país y hasta el 2007, la situación de la economía española fue muy positiva. Tanto que se convirtió en modelo de referencia para otros países.

Evolución económica

2008: el año de la crisis

La prosperidad de los últimos años dio paso a uno de los periodos más inestables del mercado económico: la crisis económica mundial. En España, la caída de Lehman Brothers haría estallar la burbuja inmobiliaria, y la elevada deuda contraída por parte del sector privado no haría más que agravar la situación.

Como consecuencia los datos de desempleo se dispararon, y los estragos causados entre las clases medias y bajas fueron catastróficos. A partir del 2015, y gracias a las diferentes medidas adoptadas por el BCE o la Comisión Europea para paliar los efectos de la crisis, vieron la luz algunos signos de recuperación.

La crisis económica trajo consigo una serie de cambios que persisten a día de hoy. Cambios que afectan al mercado laboral y a la política financiera de nuestro país, y que imposibilitan la existencia de un lapso prolongado de estabilidad.

Los principales cambios en los diferentes sectores del mercado económico

La vivienda, las exportaciones, el valor de las inversiones o el consumo se han visto afectados, a lo largo de los años, por las diferentes etapas que viene experimentando el mercado financiero. Veamos cómo han ido evolucionando cada uno de estos sectores.

El mercado de trabajo

El gran caballo de batalla de la economía española ha sido siempre el llamado paro estructural. En opinión de muchos economistas, este resulta mucho más elevado que en otros países del entorno, y es por eso que las situaciones de pleno empleo en nuestro país son prácticamente imposibles de conseguir.

Desde 2018 tanto la actividad económica como el crecimiento del empleo han ido de la mano. Se ha dado un descenso progresivo de la tasa de parados, pero actualmente, y a raíz de la crisis provocada por el coronavirus, su futuro resulta de lo más incierto.

El peso del consumo

Si la sociedad dispone de liquidez, el dinero empieza a circular; por ende, aumentan la demanda y la creación de puestos de trabajo. La mejora de la economía desde 2018 provocó un aumento del consumo en España, pero debido a los bajos salarios de los nuevos empleos, este no ha llegado a los niveles esperados.

El empleo en la época estival

El verano es una de las mejores épocas para la creación de puestos de trabajo. El incremento notable del turismo provoca que la aparición de nuevas vacantes estacionales en sectores como el de la hostelería resulte aún más acusada. Esta situación mejoró a partir de 2018 y tras años de crisis económica.

No obstante, el consecuente aumento del desempleo cada septiembre se mantiene incólume. La traducción de estos puestos en trabajo estable nunca ha llegado a darse.

El mercado de la vivienda

Los datos más recientes indican que, desde 2014, existe un crecimiento de los precios de la vivienda. Esta leve mejoría aparece tras un periodo en el que la vivienda sufrió una caída de casi el 50 % de su valor real y un 60 % de disminución en la compra de nuevas viviendas.

Por lo que respecta al porcentaje de viviendas de alquiler, este sufrió un ascenso porcentual de un 2 % entre los años 2014 y 2016. Tras siete años de caída, la construcción de nuevos edificios y la inversión residencial han crecido de manera gradual.

El sistema de las exportaciones

Los datos que arrojan las exportaciones españolas desde 2013 han sido muy positivos. Durante los años de la crisis la balanza de las exportaciones sufrió un déficit, pero a partir de 2015 las exportaciones han sufrido un aumento considerable, obteniendo unos beneficios históricos hasta el momento.

Las economías sumergidas

A pesar de su caída en los últimos años, la economía sumergida sigue suponiendo en la actualidad un serio freno para la expansión económica del país. Durante la crisis de 2008 hubo un aumento considerable de pequeños empleos, no declarados, y cuyo dinero no llegaba a las arcas públicas. A día de hoy, la economía sumergida ha visto como los datos han ido en descenso gracias a las mejoras en el mercado laboral, aunque ha vivido años de ascensos continuados debido a la falta de puestos de trabajo y a la necesidad de ingresos para la subsistencia.

El mercado económico y la crisis del coronavirus

A día de hoy las previsiones a las que se enfrenta la economía mundial debido a la pandemia del COVID-19 no son nada positivas. Según la OCDE, el impacto del virus en el mercado económico podría rebajar a la mitad su crecimiento global.

 

 

Contenido elaborado por «Ontwice»

Compartir: