Viajar en septiembre

¿Por qué elegir irte de vacaciones en septiembre?

Compartir:

Si este verano todavía no te has ido de vacaciones, ¡sigues a tiempo! Descubre porqué septiembre se convierte en el mes perfecto para hacer una escapada e irte de viaje.

Para muchas personas, septiembre es el mes en el que se vuelve a la rutina y al colegio o la universidad, se empieza a guardar la ropa de verano, e incluso para muchos, este mes marca el inicio de un nuevo año. Lo que muchos otros no saben es que septiembre es el mes idóneo para alargar la época estival y realizar ese viaje o escapada que llevas deseando realizar desde el año anterior. Piénsalo, playas y sitios turísticos con menos gente y un clima probablemente un poco más cálido. ¿No te hemos convencido? ¡Sigue leyendo porque hay más ventajas!

Ventajas de irte de vacaciones en septiembre

Ya te lo hemos adelantado, si no has podido viajar este verano en julio o en agosto, viajar en septiembre será tu mejor opción por distintas razones y podrás disfrutar de varias ventajas. ¡No olvides que en septiembre todavía es verano!

En primer lugar, realizar tus vacaciones de verano durante septiembre te permitirá disfrutar de tu destino con muchísima menos gente. Si eres de los que disfruta perdiéndose en sitios turísticos, descubriendo recovecos y nuevos rincones, en septiembre tendrás más posibilidades de hacerlo. Evidentemente, habrá gente que, como tú, haya optado por irse de vacaciones durante septiembre, pero no tendrá nada que ver con la cantidad de gente que habría en julio o agosto. Como ventaja extra, piensa que no solo podrás hacerte mejores fotos en todos estos sitios durante el atardecer, sino que podrás, en realidad, disfrutar de esto y el resto de los paisajes y parajes sin aglomeraciones.
Si te has decidido a hacer tu viaje en septiembre y tienes que organizarlo a última hora, pero lo que te preocupa es el tema económico, puedes estar (un poco) más tranquilo. Con el fin de los meses intensos del verano, también llega el fin de los precios elevados y la temporada alta, por lo que los precios bajarán. Por precios no solo nos referimos a los precios de los hoteles, sino también a los de los restaurantes y chiringuitos, y muy probablemente, también los precios de cualquier atracción turística. Piensa que, a menor demanda, más bajos son los precios también. ¿Quién dijo que irse de vacaciones de verano tenía que ser caro?

Una vez en tu destino, podrás seguir disfrutando del verano y de las altas temperaturas que lo caracterizan, pero sin agobiarte ni preocuparte demasiado por la exposición al sol y sus riesgos. La inclinación de la tierra con respecto al sol es más alejada, por lo que el índice de rayos UV es menor.

Aún así, te animamos a que siempre que te expongas al sol, independientemente de la hora, el día y la época del año, lo hagas con protección.

En esta misma línea, septiembre es el mes perfecto para irte de vacaciones porque a pesar de que todavía es verano, las temperaturas son más cálidas y también podrás disfrutar de noches más frescas y el descanso estará asegurado.

Como última ventaja, pero no menos importante, viajar en septiembre tiene un efecto psicológico del que no podrías beneficiarte si te fueras de vacaciones en julio o agosto, como la gran mayoría de la gente. ¿Te suena el conocido y temido síndrome postvacacional? Pues podrás olvidarte de sufrirlo, ya que, si coges vacaciones en septiembre, mientras tus compañeros de trabajo están volviendo y están deprimidos, tú estarás empezando tus vacaciones. Por otro lado, estas vacaciones ya están cerca de las siguientes, que son las de Navidad, sin contar los puentes de noviembre y diciembre. ¡La vuelta al trabajo no será lo mismo nunca más!

Septiembre es el mes idóneo para alargar la época estival y realizar ese viaje que llevas tiempo deseando

Desventajas de irte de vacaciones en septiembre

Definitivamente, viajar en septiembre te ofrece más ventajas que desventajas, pero como todo, elegir este mes para irte de vacaciones también puede traer consigo algunas desventajas o inconvenientes.

Si tu plan es irte solo o sola, quizás no te encuentres con este inconveniente, pero encontrar acompañantes de viaje durante septiembre es más complicado que encontrarlos para viajar en julio o agosto. A pesar de que septiembre siga siendo verano, la mayor parte de la gente sigue prefiriendo estos meses previos para irse de vacaciones. Lo mismo ocurrirá si tu idea es viajar con niños o adolescentes, ya que en septiembre ellos ya han vuelto al cole o a la universidad.

Viajar en septiembre también puede tener una desventaja, que dependerá mucho del destino, es la posibilidad de encontrarte con atracciones o sitios turísticos cerrados. Son muchos los comercios, como parques acuáticos o sitios de ocio nocturno, que una vez pasado agosto, cierran sus puertas, bien sea por coger sus propias vacaciones o por la bajada considerable de flujo de turistas.

Aunque para muchos, septiembre sea el mes en el que todo vuelve a la normalidad después de unas merecidas vacaciones, este es un mes en el que, si tú te has quedado en casa durante todo el verano, también puedes disfrutar del viaje grande del año. Buen tiempo, sitios menos masificados, precios más bajos y las próximas vacaciones a la vuelta de la esquina, son solo algunas de sus ventajas. Lo que está claro es que tú eliges cuándo es el momento perfecto para irte de vacaciones de verano, y lo que está claro es que, por encima de la fecha, tu única preocupación sea disfrutarlas.

 

Contenido elaborado por «Ontwice»

Compartir: