Qué es la deuda de España y por qué todo el mundo habla de ella.

Compartir:

En estos últimos meses se habla incesantemente de la deuda pública de España y de los peligros que acarrea. Tras la crisis global de 2008, la deuda pública ha tenido una gran incidencia en la macroeconomía del país y, actualmente, con la crisis del coronavirus, las cifras sobre la deuda externa y el PIB han vuelto a llenar los telediarios. Pero ¿de qué manera afecta esto a nuestro bolsillo? Hoy te contamos todo lo que tienes que saber de la deuda pública y cómo está afectando en tu día a día.

Cómo entender la deuda pública:

 La deuda pública de un país, también llamada deuda soberana, es aquella que un Estado mantiene bien con otro país, bien con un inversor. Se produce cuando el Estado necesita más dinero del que tiene disponible e incurre en lo que se conoce como déficit público.  En este caso, debe pedir prestada una determinada cantidad para poder desempeñar sus actividades con normalidad, y deberá devolverla atendiendo a un plazo y unas condiciones concretas. Para entenderlo de forma sencilla, digamos que es algo similar a lo que sucede cuando una familia o particular pide un préstamo para solventar una situación puntual. En España, la deuda pública está conformada por el conjunto de la deuda del Estado central, la de las comunidades autónomas y la de las administraciones locales.

Los intereses de este préstamo están directamente relacionados con la confianza que genere en el mercado la recuperación del país y su capacidad para saldar la deuda. Esa capacidad es puntuada por agencias de rating que atienden a la situación económica y política en la que se encuentre el país para intentar prever futuras complicaciones o tiempos de estabilidad económica.

No todos los países tienen el mismo tipo de interés cuando contraen deuda, esto depende esencialmente de su capacidad de recuperación. La diferencia entre los tipos de interés de un país con mayor riesgo y uno con menor se conoce como prima de riesgo país, otro concepto del que habrás oído hablar mucho.

Algo similar sucede a los particulares, cuantas más garantías pueda ofrecer del pago de una deuda, más ventajosas serán las condiciones en que le otorgarán el préstamo

 

Deuda y PIB, dos factores relacionados:

 El Producto Interior Bruto es el conjunto de toda la actividad económica interior de un país. Está estrechamente relacionado con la deuda pública porque mediante este indicador se estima si un país podrá o no asumir su deuda de forma más o menos airada.

Por ejemplo, un país cuya deuda suponga el 40 % de su PIB, podrá enfrentarla con menos de la mitad de la riqueza que ha producido en un año, mientras que uno en el que la deuda suponga un 90 % tendrá que emplear casi toda la riqueza generada para el pago de la misma.

 

¿Cómo me afecta la deuda en mi día a día?

 Para empezar, cuando el Estado tiene que devolver una gran cantidad de deuda que ha generado para hacer frente a una situación de emergencia como la que vivimos actualmente, necesita, por un lado, recaudar más dinero y, por otro, reducir el gasto. Esto se suele traducir en un aumento de los impuestos a los ciudadanos y empresas, además de recortes en determinados gastos públicos, lo que se conoce como una política de austeridad.

Por ello, una de las primeras consecuencias de que el país en el que vivimos contraiga una deuda elevada es que tendremos que pagar más dinero de nuestro bolsillo para financiarla. Por otro lado, al ver ciertas ayudas y servicios públicos reducidos, algunas familias se plantearán acudir al sector privado para satisfacer necesidades como la educación o la atención sanitaria, lo que supondrá un importante gasto en su economía doméstica.

Además, cuando se reducen las ayudas a las empresas, se produce un fuerte impacto en sus posibilidades, muy concretamente en la creación de empleo, el aumento del paro y, en general, se complica el acceso a un salario competitivo.

 

El impacto del coronavirus en la deuda pública de España:

En tan solo el mes de marzo, la deuda de España ha aumentado en 22.473 millones de euros hasta alcanzar un total de 1.224.243 millones, según datos del Banco de España, lo que supone un 98,9 % del PIB.

El coronavirus ha tenido un gran impacto en los negocios, en la creación de riqueza y en los niveles de consumo del país, lo que ha paralizado gran parte de la economía. El mayor endeudamiento lo ha generado la administración central al hacer frente a numerosos gastos imprevistos como pago de ERTES, compensaciones por desempleo, un mayor gasto sanitario por la contratación masiva de personal en los hospitales y compra de material y la implementación de fórmulas flexibles para el pago de las cuotas de autónomos, entre otras medidas que revierten seriamente en la economía del país.

Como hemos dicho anteriormente, el hecho de que la deuda externa se incremente supone que viviremos un tiempo incierto en el plano económico. Así, la evolución de la deuda en nuestro país (que según el gobierno cerrará el año 2020 suponiendo un 115,5 % del PIB) es un tema que preocupa a tantas personas. En lo personal, es importante que gestionemos ahora nuestras finanzas personales con inteligencia.

 

Contenido elaborado por Aleph.

Compartir: