Valor del bitcoin

¿Cómo funcionan las criptomonedas? ¿Qué son?

Compartir:

Las criptomonedas ya no forman parte del futuro, sino del presente. Aunque probablemente ya habrás oído hablar de Bitcoins , el mundo de las monedas digitales  es mucho más amplio. Te enseñamos todo lo que necesitas saber sobre criptomonedas y cómo funcionan.

El dinero electrónico es un medio de pago virtual que permite realizar transacciones sin necesidad de que intervenga una entidad financiera. En un sentido amplio se puede entender como dinero electrónico cualquier sistema de pago que implique un medio digital, como monederos electrónicos o tarjetas de prepago. Este concepto es muy popular y se respalda en monedas oficiales como euros o dólares.

Por otro lado, en el caso de entender el dinero electrónico en su sentido más estricto estaremos hablando de monedas digitales o criptomonedas.

¿Qué son las criptomonedas?

Las criptomonedas o monedas digitales son un sistema digital de intercambio que se respalda en la criptografía para garantizar la seguridad, veracidad e integridad de las operaciones. Tienen dos grandes diferencias respecto a una moneda regular: no existen de forma física y no hay una entidad central que las regule. Las criptomonedas se encuentran en bases de datos de gran magnitud en las que trabajan múltiples agentes que verifican las transacciones.

Historia y origen de las criptomonedas

La primera concepción de un sistema criptográfico monetario fue en 1983 por el estadounidense David Chaum que lo llamó eCash. Pero no fue hasta la década de los 90 en la que pudo ponerlo en funcionamiento bajo el nombre de DigiCash. Este sistema permitía hacer anónimas las transacciones de dinero. En la misma época, Wei Dai definió por primera vez el primer concepto de criptomoneda al que llamó B-money, un tipo de dinero sin autoridad que usase la criptografía como medio de control. También surgieron otros sistemas criptográficos como Benz, que permitía la compra de productos y servicios por Internet mediante una aplicación para realizar las transacciones. También existió Flooz, que nació como competencia del anterior, pero se popularizó por ser fuente de delitos y lavado de dinero. Finalmente, ambas fracasaron debido a fraudes y problemas financieros.

Tras el primer fracaso inicial, no fue hasta comienzos de 2009 cuando el desarrollador con seudónimo Satoshi Nakamoto presentó la primera criptomoneda llamada Bitcoin.

Bitcoin fue descrito como un sistema de efectivo electrónico de igual a igual. Un sistema completamente descentralizado, es decir, sin ninguna autoridad central de control

Posteriormente se han creado distintas criptomonedas, algunas de ellas con éxito de las que hablaremos a continuación y otras que fracasaron. La popularidad e interés de los medios de comunicación y el público general aumentó desde 2011 alcanzando su máximo interés en abril de 2013, cuando el Bitcoin alcanzó su precio máximo histórico, 266 dólares.

¿Cómo funcionan las criptomonedas?

Estamos habituados al funcionamiento de las monedas tradicionales, en el que una entidad reguladora, normalmente una entidad financiera, funciona de intermediario entre las transacciones de compraventa o en el intercambio de dinero. La figura de la entidad financiera es la de garantizar la seguridad de la operación y que ambas partes cumplan con el acuerdo. Si eliminásemos esta figura en este sistema, perderíamos seguridad, que en operaciones monetarias es fundamental.

Las criptomonedas proponen un método único en el que se elimina la figura de la entidad financiera y cualquier otro tipo de intermediario, pero manteniendo la seguridad en las operaciones. ¿Cómo hacen esto posible? Se consigue con el software conocido como blockchain o cadena de bloques, que, a pesar de parecer complejo de entender, simplemente se trata de una cadena de información. Esta cadena está formada por múltiples datos interconectados con una particularidad, y es que no se pueden modificar o borrar datos una vez hayan sido introducidos.

En las criptomonedas, los eslabones que forman la cadena de datos son las operaciones realizadas, quién las hizo, cuál fue la cantidad, qué se ha trasferido y a quién. Estos datos no solo se almacenan en la cadena de forma permanente sin poder ser alterados, sino que también se envían a todos los usuarios con acceso a la cadena. La transparencia de información que proporcionan las criptomonedas es uno de los principales factores que caracterizan su seguridad.

Otra de las preguntas que solemos hacernos es sobre el valor de las criptomonedas . La realidad es que, al igual que una moneda tradicional, el valor no es fijo y fluctúa según la ley de la oferta y la demanda. La mayor diferencia que podemos encontrar es que el factor de la aceptación es clave a la hora de definir el precio de las criptomonedas. Por ejemplo, en su nacimiento, un bitcoin no costaba más de un dólar y actualmente cuesta alrededor de 11.000 dólares. La explicación es sencilla, ya que al comienzo las transacciones eran meramente realizadas por fans de la moneda. y no se podía adquirir producto alguno. Fue tras su popularización cuando el precio comenzó a ascender y actualmente podemos llegar a comprar viajes, productos electrónicos, ropa, complementos e incluso colaborar con organizaciones sin ánimo de lucro. Si te interesa saber el precio actual de las distintas criptomonedas te aconsejamos esta calculadora externa.

¿Cuántas criptomonedas hay?

Aunque la criptomoneda original, el Bitcoin, sea la más popular no podemos olvidar que actualmente existen muchas otras criptomonedas que se utilizan y están ganando prestigio.

Litecoin es la moneda más popular después de Bitcoin, y su funcionamiento es prácticamente el mismo. La ventaja frente a su competidor es que ofrece un procesamiento de transacciones mucho más rápido, tan solo 2,5 minutos frente a los 10 que tarda Bitcoin. Esto permite que las confirmaciones de las transacciones sean más ágiles.

Una de las criptomonedas más recientes es Dash. Esta quiere diferenciarse como ser un sistema de pago del día a día y funcionar como tu monedero. La mayor diferencia respecto a otras criptomonedas es que existe un mínimo de 1.000 Dash que debes comprar para entrar en el sistema.

Ethereum no es una criptomoneda si no un sistema criptográfico basado en el modelo blockchain de Bitcoin. La razón de su popularidad es que añade una novedad, y es la creación de contratos inteligentes entre iguales. La criptomoneda que se utiliza dentro de ellos recibe el nombre de Ether.

Por último, incluso la red social Facebook comenzó a desarrollar su propia criptomoneda Libra. Aunque actualmente el lanzamiento está paralizado por problemas dentro de la compañía. Sea como fuere, las criptomonedas han llegado para cambiar las reglas del juego y para ofrecer nuevas formas de realizar pagos, gestionar nuestra economía y proporcionar mayor seguridad en las transacciones económicas.

Tipos de criptomonedas
 

Contenido elaborado por «Ontwice»

Compartir: