Divisas y monedas ¿Son lo mismo?

Compartir:

Casi siempre cuando nos preparamos para realizar un viaje al extranjero solemos utilizar los términos “cambio de divisa” y “cambio de moneda”  como si fuesen expresiones sinónimas, pero la realidad es que no lo son. Te ayudamos a descubrir sus diferencias y saber cuándo usar cada una de estas expresiones.

¿Qué es el cambio de divisa?

Antes de comenzar a explicar qué es el cambio de divisa, debemos tener claro qué es una divisa. Una divisa es la unidad de pago oficial de un país, cada país tiene su propia divisa. Las divisas pueden utilizarse como medio de pago o de cobro en transacciones internacionales, pero no todas ellas. De hecho, solo 11 de las 165 distintas monedas que actualmente coexisten en el mundo pueden utilizarse libremente de manera internacional. Algunas divisas populares que pueden hacerlo son el euro, el dólar estadounidense, la libra esterlina o el yen japonés.

El cambio de divisas no implica ningún movimiento físico de monedas o billetes, se hace mediante anotaciones en cuenta

El cambio de divisas está pensado para mayoristas , es decir, grandes empresas y bancos. Estas entidades realizan transferencias entre cuentas bancarias desde sus diferentes divisas a las que les aplican los distintos tipos de cambio que correspondan. Actualmente hay 182 tipos de cambio distintos reconocidos en el mundo.

¿Qué es el cambio de moneda?

En la definición tradicional, la moneda es una pieza de oro, plata u otro metal con valor intrínseco que se acuña normalmente en forma de disco, y acreditada por la entidad emisora con un valor específico y legítimo. Actualmente denominamos moneda al dinero en efectivo que representa el precio de bienes y servicios.

Entonces en este caso el cambio de moneda es el intercambio físico en metálico de una moneda  como pueden ser euros, por otra moneda como por ejemplo la libra. El cambio de moneda es lo que solemos hacer cuando viajamos a un país extranjero con una moneda distinta a la nuestra, algo esencial, incluso más que preparar nuestra maleta.

Los cambios de moneda se pueden realizar en bancos o en casas de cambio. Es recomendable comparar entre distintas entidades y en distintos días antes de realizar el cambio de moneda, ya que el precio de cambio puede variar bastante entre unos y otros. Para calcular el precio del cambio, los bancos y las casas de cambio aplican sobre el precio de la divisa un margen de ganancia.

Hay distintos tipos de cambio de moneda en función de las personas que lo realicen, el canal mediante el cual lo hagan y el tipo de operación respecto a la moneda local. Te lo explicamos en la siguiente tabla.

Diferencias entre cambio de divisas y cambio de moneda

Ahora que ya sabes que significa cada una de estos términos, te recordamos las diferencias entre ellas. En primer lugar, el cambio de divisas no se realiza físicamente con dinero en metálico, y por el contrario el cambio de moneda sí. El mercado de divisas es principalmente un mercado para mayoristas con precios muy ajustados. Por otro lado, el tipo de cambio de moneda es bastante más flexible y puede variar bastante de precio según la cantidad que vayas a cambiar y la entidad en la que lo realices.

En muchas ocasiones no es posible realizar cambios de monedas físicas, lo que popularmente conocemos como ‘’calderilla’’. Si al finalizar tu viaje aún tienes mucho efectivo en monedas, lo más recomendable es que lo gastes antes de salir del país o te quedarás con esas monedas únicamente de recuerdo.

Divisas y Monedas

 

 

 

Contenido elaborado por «Ontwice»

Compartir: