Finanzas para adolescentes

¿Por qué deben aprender finanzas los adolescentes?

Compartir:

En los últimos años ha ido creciendo la creencia de que las nuevas generaciones tienen pocas ganas de trabajar o de que se les está dando todo hecho. Pero también es cierto que en muchas ocasiones no reciben la formación necesaria en materia de negocios y economía. Por ello, un curso de finanzas para adolescentes puede serte de gran ayuda para dar una visión realista del mundo laboral y empresarial a tus hijos. Tutores especializados les explicarán el funcionamiento de este sector.

A continuación, verás por qué realizar un curso y enseñar tips de finanzas en casa puede ser algo muy positivo en la autonomía de los niños desde que su infancia y de cara a su desempeño profesional en la edad adulta.

Algunas nociones de finanzas para adolescentes

Se trata de nociones básicas de economía para saber mucho más acerca del mundo en el que viven. En estos casos, un paso básico o un consejo sencillo puede resultarles de mucha ayuda. Veamos algunos de los aspectos más importantes de este tipo de formación.

Un curso de finanzas para adolescentes permite ofrecer a tus hijos una visión realista del mundo laboral y empresarial

  • Enséñales motivos por los que ahorrar hoy puede ser una gran ayuda el día de mañana. Pueden empezar a practicar esto incluso cuando lo único de lo que disponen es de la paga semanal o mensual que les das. Si se les das 20 euros a la semana, estaría bien que pudieran guardar una parte de esa paga a modo de ahorro. Esto puede multiplicarse pasados unos años y cuando tengan un sueldo.
  • Es muy importante que, a parte del dinero como algo tangible, también les enseñes el valor de ahorrar en recursos. Por ejemplo, ellos no pagan aún las facturas, pero de todos modos pueden ser considerados con el ahorro del agua o de la luz.
  • Motívalos a realizar previsiones de gastos. Por ejemplo, al darles la paga semanal, diles que de ahí deberán colaborar en el regalo del Día de la Madre o del cumpleaños de su hermano. Así sabrán que, cuando dispongan de un sueldo, deberán repartir el dinero que han ganado en diferentes partes, como la hipoteca o alquiler, los gastos del hogar o la gasolina.
  • Disponer de una cuenta corriente para jóvenes, normalmente sin gastos, ayudará a que puedan ver reflejados sus gastos en una libreta. Si no disponen de ella, también puedes hacer que apunten en un cuaderno lo que tienen, lo que han gastado en algo y lo que han ganado o ahorrado cada mes. Solo así verán en qué derrochan más dinero o cómo consiguen ahorrar más.
  • Los adolescentes utilizan el móvil continuamente. Por ello, también puedes aprovechar que lo tienen siempre entre manos para que lo usen con una finalidad útil como el ahorro. Por ejemplo, pueden bajarse una aplicación que les ayude a ahorrar. Estas aplicaciones controlan los gastos y proporcionan consejos muy útiles para ello. Si en la familia se crean metas y se premia a quien haya conseguido ahorrar más en un mes, posiblemente los niños y los adolescentes se motiven a cumplir mejor sus objetivos.

Ahorrar desde niños

Si consigues hacer que vean esto como un juego, los niños y tú podéis divertiros mucho con esta gestión de la economía. Así lograrás que aprendan a ahorrar y a tener una visión más completa de los gastos. Los niños imitan lo que ven a diario en casa, y si ven a unos padres que se organizan en la compra, en los gastos y en los viajes, seguramente harán lo mismo en su día a día cuando sean mayores y tengan independencia.

Un consejo para aprender a ahorrar y a colaborar a la vez con la familia es que, cada semana, un miembro de la familia sea el responsable del perro. De este modo conseguiremos mejorar muchos comportamientos. Tener una responsabilidad así hace que los niños y adolescentes se sientan mucho más seguros de sí mismos. Y, por supuesto, un curso de finanzas para adolescentes es la mejor opción para que, aparte de lo que les enseñes en casa, consigan esos conocimientos tan necesarios para ser unos adultos capaces y autónomos. Controlarán correctamente sus gastos y no perderán dinero sin saber dónde.

 

 

Contenido elaborado por «Ontwice»

Compartir: