Día Internacional del Internat Seguro

Qué es Día Internacional del Internet Seguro

Compartir:

El Día Internacional del Internet Seguro es un acontecimiento puesto en marcha por la red europea de centros Insafe/Inhope al que también se suma España. Se celebra de forma anual el segundo martes de febrero. No es un evento trivial, pues a estas alturas, todos somos conscientes de la importancia de preservar nuestros datos en la era de la digitalización. Descubre cuándo nació este acontecimiento, qué promueve y por qué es importante para proteger tus finanzas.

Qué fomenta el Día Internacional del Internet Seguro

El día del Internet Seguro, que se celebra en más de un centenar de países, comenzó a fraguarse en 2004. Te hablamos de un movimiento global que pretende dialogar sobre la necesidad de contar con una red mejor, sobre todo para los menores. De hecho, en nuestro país se organizan actividades de concienciación en diversos centros educativos amparadas por el instituto especializado en menores del Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE).

Uso respetuoso y responsable de Internet

¿Y qué promueve esta fecha? Un uso más respetuoso y más responsable de las nuevas tecnologías en un momento en el que la privacidad de los usuarios está expuesta. Los internautas somos cada vez más conscientes de los riesgos que corremos ante los hackers. Por eso, términos que antes te sonaban a ciencia ficción, como ciberseguridad, forman parte del vocabulario colectivo de la generación digitalizada. Pero ¿sabes verdaderamente a qué te expones cuando navegas por la red?

Cómo proteger tus finanzas de los hackers

Seguramente, uno de los asuntos que más te preocupen sobre el tema que nos ocupa es que los profesionales del cibercrimen pongan el foco en tus finanzas. ¿Qué errores tienes que evitar para proteger tus cuentas bancarias online? ¿Qué puede ocurrir con tus ahorros si tus datos caen en manos de quienes no deben? A continuación te ofrecemos algunos consejos para que nadie suplante tu identidad y opere con lo que es tuyo: veamos tres ejemplos prácticos de acciones diarias que implican cierto riesgo para tu bolsillo.

Antes de nada, no debes alarmarte: aunque es importante que conozcas cómo puedes asegurar tu información, debes saber que España es el quinto país del planeta y el tercero del continente, con mayor número de certificados ISO de seguridad. Este es el documento que reconoce la solvencia en la protección de datos de los usuarios por parte de las empresas. De cualquier modo, toda precaución es poca, así que presta atención a las amenazas que acechan tus ahorros en las siguientes tres situaciones cotidianas.

Cuando inviertes

¿Eres un inversor y omites las actualizaciones de seguridad de tu dispositivo? Estás dando alas a los hackers, quienes burlan los límites de manera constante. Si no cumples con esta tarea e introduces tus datos, estás abriendo las puertas a sufrir un fraude. Estos amigos de lo ajeno podrían invertir cantidades ingentes en tu nombre o, directamente, apropiarse de tus ganancias.

¿Qué otra cosa puedes hacer? Visitar de manera frecuente las webs de la Agencia Española de Protección de Datos o del INCIBE. Estas instituciones trabajan por extremar las medidas, y pueden ofrecerte más claves para ponerlas en práctica.

Cuando compras online

Siete de cada diez consumidores españoles prefieren hacer sus compras a través de la red que acudir a un establecimiento físico. ¿Te encuentras entre esos siete? En ese caso, en el momento de aceptar tu pedido, debes corroborar que la dirección se inicia con el famoso «https». Si esto no es así y has finalizado tu compra, eres susceptible de un timo.

Recuerda verificar también que haya un candado verde cerrado. De lo contrario, no solo te quedarás sin los artículos que, supuestamente, acabas de pedir. Además, les estarás entregando tu tarjeta a los ciberestafadores. ¡Imagina todo lo que pueden hacer con tus claves! En este sentido, te recomendamos no usar siempre las mismas o acudir a un gestor de contraseñas.

Es cierto que las entidades bancarias cuentan con medidas adicionales como pueden ser las tarjetas de coordenadas o el código de confirmación vía SMS, pero nunca está de más ser precavido.

Cuando haces uso de la banca virtual

Consultar tus últimas transacciones o comprobar si te han ingresado la nómina a través de tu móvil resulta muy cómodo, ¿verdad? Ahora bien, si lo haces en una red WiFi abierta, corres el riesgo de que los hackers se hagan con tus claves. Para evitar que vacíen tus cuentas, utiliza tus datos o realiza la operación con el WiFi de casa.

Es vital que la clave para acceder a tu cuenta corriente sea compleja; el objetivo de los ciberdelicuentes es conocerla. Para ello utilizan toda clase de artimañas. Entre ellas, el denominado phishingconsistente en el envío de enlaces por correo electrónico o SMS pidiéndote tu nombre y contraseña para actualizar los datos. No hagas caso de estos mensajes fraudulentos, aunque te digan que puedes perder el acceso si desoyes sus indicaciones.

Extrema la precaución para no poner en riesgo tus finanzas. Tanto en el Día Internacional de Internet Seguro como el resto del año.

 

 

Contenido elaborado por «Ontwice»

Compartir: