Retribución flexible

¿Qué es la retribución flexible?

Compartir:

El salario y los beneficios sociales son las dos cosas que los trabajadores más valoran a la hora de comenzar un nuevo trabajo, pero la retribución flexible puede ser una herramienta muy útil para motivar a los empleados.

¿Qué es la retribución flexible?

La retribución flexible permite que los empleados reciban parte de su salario a través de productos o servicios que la empresa les facilita. Cada empresa tendrá el plan de retribución flexible que considere más adecuado. Gracias a la negociación de forma colectiva que la empresa puede realizar, los precios de los productos y servicios serán más económicos.

Un 47% de las empresas españolas contaron este año 2019 con planes de retribución flexible

Es común que se confunda el salario variable con la retribución flexible, pero no son lo mismo, os explicamos las diferencias. El salario que recibe un trabajador en dinero puede tener dos partes: el fijo, la cantidad que recibes cada mes de manera periódica; y la variable, una cantidad que se calcula mediante tus objetivos o comisiones que varía en su total dependiendo normalmente del rendimiento del trabajador.

La retribución flexible no implica recibir ningún ingreso extra de efectivo, si no disfrutar de servicios que la empresa pone a nuestra disposición. Normalmente la retribución flexible es una parte más de nuestro salario fijo, pero también puede utilizarse como una parte del salario variable.

Distintas formas de retribución flexible

Dentro de una empresa hay una gran variedad empleados, cada uno con características y necesidades distintas. Hay muchas formas de retribución flexible, listamos algunas de ellas para que puedas encontrar la que mejor se adapta a tus trabajadores.

  • Tique restaurante. Quizás el gasto más común y en el que todos tus empleados coincidan sea la comida. En una jornada completa tradicional, los empleados necesitarán parar a comer, algunos de ellos prepararán su comida de casa y otros saldrán a comer fuera. En cualquiera de los casos, es un gasto de tiempo y dinero que puedes hacer que tus empleados se ahorren con tiques restaurante. Este documento o tarjeta les permitirá comer en los restaurantes adheridos sin ningún gasto para ellos. Además, los primeros 11€ diarios en días laborables están exentos de retención del IRPF para el empleado, y para la empresa están libres del impuesto de sociedades.
  • Transporte. En gastos habituales, el trasporte ocuparía el segundo lugar por ser frecuente también en la mayoría de los empleados, sobre todo si tu empresa está localizada en una gran ciudad. Mediante vales de trasporte público, los empleados pueden beneficiarse de hasta 1.500€ anuales destinados a su movilidad. Hay incluso grandes empresas que destinan autobuses lanzadera para que sus empleados puedan llegar al puesto de trabajo desde estaciones de tren concurridas o puntos clave de las ciudades.
  • Cheque guardería. En el caso de los cheques de guardería su uso no es tan popular, pero si tus trabajadores tienen hijos será su favorito. El cheque de guardería es un documento que permite llevar a niños de entre 0 y 3 años a guarderías sin ningún coste para el empleado. Estos están exentos de la retención del IRPF y no tienen límite mensual ni anual de cantidad.
  • Seguro médico. En las grandes empresas esta es la forma de retribución flexible más frecuente. Tener la seguridad que un seguro de salud te proporciona tiene un valor incalculable, más aún si para desempeñar tu trabajo corres riesgos físicos. Los empleados pueden deducirse hasta 500€ anuales por tener contratado un seguro de salud. En el caso de tratarse de un seguro de accidente laboral o de responsabilidad civil, estos tampoco retendrán IRPF.

Hay otras formas de retribución flexible como el pago de formaciones, el plan de pensiones, seguro dental e incluso las acciones en empresas. Sea cual sea la forma, hay que recordar que la retribución flexible puede llegar a ser hasta el 30% del salario bruto anual del trabajador.

Las ventajas de la retribución flexible

La retribución flexible puede traer grandes beneficios tanto para empleado como la empresa. En el lado del empleado la mayor ventaja son los beneficios fiscales que destinar parte del salario a estos servicios exentos de IRPF. Pueden también disfrutar de mejores precios que si hubiesen contratado los mismos servicios individualmente.

Por otro lado, para la empresa es una gran ventaja el poder aumentar el salario neto de los trabajadores sin incurrir aumentar demasiado los costes. Además de mejorar la imagen de la empresa, tanto para los futuros empleados como para los actuales. Estas medidas pueden aumentar el buen ambiente laboral y la conciliación familiar, mejorará el absentismo laboral y puede llegar a repercutir en la productividad de los empleados.

 

 

Contenido elaborado por «Ontwice»

Compartir: