Seguro de coche

6 claves para contratar tu seguro de coche

Compartir:

A pesar de la gran oferta en seguros de coches, contratar el mejor seguro es fácil, si sabes cómo escogerlo. ¡Te damos las claves!

Estás ampliando tu familia y quieres comprar el nuevo coche familiar para los próximos años, o te has comprado un coche recientemente y quieres cuidarlo de la mejor manera. Contratar un seguro de coche puede parecer una idea brillante. ¡Y lo es, si encuentras el mejor seguro para el tuyo! Te contamos todo lo que necesitas saber antes de contratar tu seguro de coche.

Actualmente, hay muchísimos seguros de coche y muchas empresas que ofrecen diferentes seguros, y la realidad es que, donde realmente se diferencian los seguros es en las coberturas y en los límites de sus garantías. Te contamos las 6 claves que deberás de tener en cuenta antes de firmar la póliza de tu seguro de coche.

Claves a tener en cuenta antes de contratar tu seguro de coche

1. ¿Cómo usas tu coche?

Antes de contratar un seguro de coche, es importante que te valores a ti mismo como conductor y valores qué uso le das a tu coche. No es lo mismo que uses tu coche normalmente para recorridos largos en carretera a usar tu coche en la ciudad de vez en cuando. Dependiendo del uso que le des a tu coche y cómo conduzcas, te interesará un seguro con unas coberturas u otras.

2. ¿Qué necesidades tiene tu coche?

Es importante que antes de contratar tu seguro, pienses en las necesidades de tu coche y te plantees cuestiones como si tu coche es nuevo, cuántos años de antigüedad tiene, si es de segunda mano, etc. Cada seguro de coche debe adaptarse al coche, y no al revés. Así como con el uso que le des a tu coche, dependiendo de las necesidades que tenga, el seguro tendrá que incluir ciertas coberturas para que realmente merezca la pena y cumpla su función.

3. ¿Qué modalidad se adapta a tus necesidades?

Una vez tengas bien identificado el uso que le das, o vas a dar, a tu coche, y las necesidades que tenga, llega el momento de elegir la modalidad del seguro de coche. Para que no tengas ni una sola duda de cuál contratar, te contamos a continuación los diferentes tipos y en qué se caracteriza cada tipo de seguro.

  • Seguro a terceros: Este es el seguro más común y básico, y es el que, por ley, todo coche debería de tener contratado para poder circular libremente. En este tipo de seguro, se cubre los daños materiales y personales que el coche asegurado cause a terceros, pero no cubre ni al conductor ni al coche asegurado.
  • Seguro a terceros ampliado: Este tipo de seguros ofrece una serie de coberturas que puedes contratar en forma de paquetes adicionales al seguro a terceros “básico”. Algunas de las coberturas que suele cubrir este tipo de seguro son el robo, el incendio o la rotura de lunas.
  • Seguro a todo riesgo: Este tipo de seguro ofrece una serie mucho más completa de coberturas y asistencias tanto para el conductor como el vehículo asegurado. Algunas coberturas que este tipo de seguro suele cubrir son la asistencia sanitaria no concertada o la indemnización por invalidez o fallecimiento. La ventaja de contratar este tipo de seguro es que la posibilidad de equivocarte se reduce significativamente, ya que es la que más coberturas ofrece. ¡Atento! Un seguro a todo riesgo no significa que cubra literalmente cualquier riesgo, sino que tu compañía aseguradora te devolvería un valor económico similar al que considere que tenía tu coche previamente al momento del accidente. Hay dos tipos de seguro a todo riesgo, con o sin franquicia, y te contamos a continuación la diferente entre ambas.

 4. ¿Te interesa contratar el seguro con o sin franquicia?

Si has tomado la decisión de contratar un seguro de coche, pero también te preocupa el gasto que este supone, el seguro a todo riesgo con franquicia puede ser tu mejor opción. Un seguro a todo riesgo con franquicia significa que el coste de la prima se reduce significativamente. Con un seguro a todo riesgo con franquicia, pagarás menos mensualmente a cambio de asumir una parte del coste de la reparación en caso de tener un accidente. Algunas de las coberturas que incluye un seguro a todo riesgo con franquicia son: Daños propios del vehículo asegurado, incendio y robo, reparación gratuita de pinchazos y revisión anual de seguridad gratuita. Incluso en algunos paquetes de un seguro a todo riesgo con franquicia se incluye la sustitución del vehículo. Las coberturas incluidas en el seguro varían entre compañía y compañía, por lo que, si te interesa un seguro de este tipo, tendrás que informarte bien sobre las coberturas que te ofrece tu compañía aseguradora.

 5. Límites y exclusiones del seguro

Como te contamos en el post de cómo contratar el mejor seguro de salud, todos los seguros, incluidos los del coche, tienen exclusiones y límites, por lo que tendrás que informarte con la compañía que finalmente elijas cuáles son. ¡Atento! Incluso los seguros a todo riesgo tienen exclusiones. Las más comunes suelen ser todos aquellos accidentes o siniestros que ocurran bajo los efectos del alcohol o todas aquellas situaciones peligrosas a las que se exponga el propio conductor, como exceso de velocidad y carga o participación en carreras ilegales.

 6. Cuidado con los extras

En este caso no nos referimos a los extras de tu seguro, sino a todo aquello que no viene de fábrica con tu coche. ¿Por qué debes tener en cuenta todos estos elementos? Porque si no están incluidos en tu póliza, en caso de un siniestro, tu seguro cubrirá únicamente el coche y todo aquello que venía con él de fábrica. ¿La solución? Al contratar la póliza, incluye todos estos elementos que has ido agregando o cambiando desde que compraste el coche.

 En definitiva, encontrar y contratar el seguro perfecto para tu coche depende de qué tan bien conozcas tus necesidades y las del coche y de que te informes con precisión de todas las coberturas y exclusiones de tu póliza. ¡Mejor prevenir que lamentar, así que investiga todo lo que necesites antes de contratar tu seguro de coche!

Contenido elaborado por «Ontwice»

 

Compartir: