Enseña a tus hijos ahorrar

Ayuda a tus hijos a aprender a ahorrar dinero

Compartir:

La mayoría de los padres desean para sus hijos un futuro brillante  en el que no les falte nada y puedan tener lo que quieran, incluso aquello que los padres no tuvieron durante su infancia. Por ello, te enseñamos cómo pueden ahorrar dinero los niños ¿Por qué es importante aprender desde niño a ahorrar?

Aunque la responsabilidad primera de criar a un niño  y atender sus necesidades recae principalmente en los padres, el futuro de tu hijo va a depender en su mayoría de él mismo. Es por esto por lo que otra de las tareas principales como padres, es la de enseñar a los niños a administrar y ahorrar el dinero.

¿Por qué es importante aprender a ahorrar dinero desde niños?

Cuando somos niños nuestros padres nos dan todo lo que necesitamos, puede que hayamos tenido más o menos juguetes, pero sin lugar a duda, la felicidad de los hijos es una prioridad para los padres que normalmente dan todo lo que pueden a sus pequeños. Esto puede provocar que nuestros hijos no conozcan el verdadero valor de las cosas, ni sepan el esfuerzo que requiere tener una vivienda, ropa o irse de vacaciones.

El primer paso que se debe dar es explicar de dónde viene el dinero y cómo se trabaja para conseguir un sueldo a final de mes. Tras esto, lo más sencillo es empezar con la economía doméstica.

Lo más importante es que los niños aprendan el valor del dinero y sean capaces de determinar el coste de las ventajas de las que disfrutan

Es fundamental que aprendan que el que algo quiere algo le cuesta.

Después de dar este paso podremos enseñar a los niños la importancia del ahorro. Fomentar el ahorro y una relación sana con el dinero puede evitar muchos disgustos a nuestros hijos una vez sean adultos y se tengan que enfrentar a la realidad. Tomar consciencia de la responsabilidad que es administrar el dinero desde niños hará que sean más sensatos y tengan una mayor capacidad para ahorrar en su economía en el futuro.

Cómo aprender a ahorrar dinero para niños

Es difícil saber cómo empezar a educar a tus hijos en economía y más específicamente en el ahorro. Os dejamos algunos consejos para iniciar esta conversación con vuestros hijos.

  • Las matemáticas de la vida diaria. En el colegio tu hijo dará clases de matemáticas y empezará a entender los números. Puedes aprovechar esta asignatura para aplicarla a la economía y hacer ejemplos con dinero para que se de cuenta que el dinero es algo práctico y necesario en el día a día.
  • La paga. Asignar una paga semanal o mensual a nuestro hijo es de las mejores cosas que podemos hacer para educarles económicamente. La paga es para muchos niños el primer momento en el que entienden qué es la independencia económica y su primera oportunidad para gestionar el dinero. Para que la paga sea una buena herramienta no tiene que ser un ingreso extra que reciba el niño además de todo lo que compramos para él. Por ejemplo, si todas las semanas tu hijo quiere comprarse una revista o chucherías en el quiosco, haz que él mismo con su paga lo compre. Así entenderá la diferencia entre bienes necesarios y los caprichos.
  • Una barra de pan y una casa. Explícales a tus hijos la diferencia entre los bienes diarios que se pueden pagar sin problemas en el día y los que requieren de ahorro o préstamos para conseguirlos. Un buen ejemplo que puedes utilizar para explicarlo es una barra de pan y una casa.

Juegos para aprender a ahorrar dinero desde niños

Los niños nunca juegan para aprender, pero es la mejor manera de enseñarles importantes valores sin ser ellos consientes. Además, es una buena manera de conseguir captar su atención y sobre todo mantenerla.

Los juegos de mesa son una gran opción para comenzar, ¿quién no ha jugado con dinero de mentira a comprar casitas? El dinero de mentira permite que los niños sepan cuantificar el valor en un objeto físico y aprendan a administrar sus primeras compras. Este tipo de juegos también permite aprender el valor del ahorro, de las inversiones y la importancia de cuidar del dinero ya que también puedes perderlo.

Si tu hijo es demasiado pequeño para jugar a juegos de mesa, puedes jugar con él a cosas más sencillas como hacer la compra con una caja registradora de juguete. Estas también suelen tener monedas o billetes de mentira para simular la compra, así aprenderán el valor de los bienes cotidianos. Por otro lado, puede ser que tu hijo juegue habitualmente con tabletas, también hay opciones digitales como aplicaciones que mediante juegos enseñan educación financiera.

Una actividad que realizar con niños, independientemente de su edad, es hacer una alcancía. La alcancía es una hucha cerrada con la que los niños aprenderán qué es el ahorro con un ejemplo práctico. Lo más común es poner en la etiqueta el objetivo que se quiere conseguir, dependiendo de la edad de tu hijo, quizás lo que quiera conseguir es una muñeca o una bicicleta. El objetivo sería acumular el dinero suficiente para adquirir la muñeca o la bicicleta.

Puede que creas que tu hijo es muy pequeño para empezar a recibir educación financiera, pero no subestimes la capacidad de aprendizaje de los niños, es mayor de lo que creemos. Si empiezas a enseñarle desde pequeño, su educación será más progresiva y podrá internalizar los aprendizajes mejor. Y quién sabe, quizá tu hijo sea en el futuro un gran economista.

 

 

Contenido elaborado por «Ontwice»

Compartir: