Adoptar un perro

¿Cómo adoptar mi mascota?

Compartir:

¿Estás pensado agrandar tu familia y adoptar una mascota? Te explicamos todos los pasos que deberás seguir para embarcarte en esta bonita experiencia.

En el día a día nuestro bienestar puede verse afectado por el estrés de las responsabilidades, el trabajo y los compromisos. Es por esto y otras razones que muchas familias concuerdan en que adoptar una mascota es beneficioso para liberar estrés y ser más felices.

La realidad del asunto es que la alegría de adoptar un perro o un gato se normaliza una vez llega a casa y empiezas a ver la responsabilidad que supone. Son múltiples los cambios que deberás de realizar en tus rutinas diarias, ya que el bienestar de la mascota dependerá totalmente de tu familia y el cuidado que le deis. Una mascota exige de visitas al veterinario, paseos diarios, rutina de cuidados, tiempo de juego, etc., y a todo esto, deberás de sumar los altos costes para una salud óptima.

¡Espera! ¿Te hemos contado que previo a todo esto, deberás de adoptar tu mascota? ¿Sabes cómo hacerlo? ¿Estás listo para adoptar un perro?

7 requisitos para adoptar a un perro o gato

  1. Presentar el DNI en el que se compruebe que eres mayor de edad.
  2. Entregar documentación que demuestren que eres el propietario del domicilio donde vivirá la mascota o, en el caso de que alquiles, deberás de entregar el justificante del arrendatario que te permite residir con animales en su vivienda.
  3. Firma del contrato de adopción en el que debes comprometerte a:
  • Desparasitar y vacunar a tu mascota. Si adoptas un perro, asegúrate que te lo entreguen con su microchip correspondiente.
  • Cuidar y mantener a tu mascota, asumiendo el cuidado completo del que esta requiere, como paseos diarios, convivencia con otros animales, cuidados básicos como alimentación, baños, un espacio lo suficientemente grande, etc.
  • Notificar a la asociación cualquier cambio por pérdida, muerte, etc.
  • Devolver al centro de adopción en caso de no poder hacer frente al cuidado necesario de la mascota.
  1. Si no cumples con los requisitos indispensables que solicita el centro de adopción, tendrán el derecho de no darte la mascota.
  2. En algunos casos, los centros podrán requerir la visita al domicilio en donde vivirá tu nueva mascota para conocer su futuro entorno y si cuenta con las condiciones óptimas.
  3. Esporádicamente los centros de acogida realizan visitas y seguimientos a las familias para conocer cómo se encuentra la mascota, cómo se adapta y si se están cumpliendo los compromisos adquiridos.
  4. En caso de encontrarte un animal en la calle o abandonado, deberás tomar en cuenta un tiempo establecido antes de adoptarlo por si el dueño está en su búsqueda y lo reclama como perdido. Te aconsejamos llevarlo al veterinario más cercano para iniciar el trámite de búsqueda de su dueño.

Una vez que adoptas a tu mascota, tendrás toda la responsabilidad sobre el animal. Deberás encargarte de todos sus cuidados y el gasto que estos suponen. Durante sus primeros años sus gastos son mayores por la adopción, identificación por el microchip, censo, esterilización, accesorios para su cuidado, y en algunos casos el seguro de responsabilidad civil.

Además, a estos gastos se suma la inversión que deberás realizar a lo largo de la vida de tu mascota para garantizarle buena calidad de vida. ¡Que no cunda el pánico! También te contamos cómo puedes ahorrar con los gastos de tu mascota.

Beneficios de adoptar un perro

¿Merece la pena este gran gasto? ¡Te mostramos el otro lado de la moneda y te contamos todos los beneficios que aporta un animalito para tu salud y la de tu familia!

  1. Las mascotas son capaces de mejorar tu estado de ánimo, reduciendo los sentimientos de ansiedad y depresión. Su comportamiento de devoción, amor y optimismo te ayudarán de manera natural a mejorar tu estado de ánimo.
  2. Si tienes un perro, puedes ser más activo con él. Al dar paseos, se puede convertir en tu compañero de hacer ejercicio, manteniéndote a ti y a tu familia en plena forma.
  3. Estudios han comprobado que tener una mascota puede ayudar a prevenir problemas del corazón ya que minimiza el estrés, la presión arterial, niveles de colesterol y triglicéridos, teniendo efectos notables en el sistema cardiovascular.
  4. Los niños que se han criado con mascotas tienen mayor probabilidad de prevenir y reducir las alergias y resfriados, creando anticuerpos y fortaleciendo su sistema inmunológico por su exposición a las mascotas.
  5. Las personas de tercera edad que tienen o adoptan un perro, suelen considerarlas como su medicina ya que tienen compañía, fomentan la risa, el juego y la actividad física, estimulando su sistema inmunológico y la energía.

Sin duda alguna, las mascotas suponen un gasto, pero las ventajas que te ofrecen hacen que merezca la pena. ¡Asegúrate de que estás listo para dar este gran paso y empieza a disfrutar de la compañía de un pequeñito animal que te traerá grandes momentos!

Compartir: