Ahorrar gastos mascota

Cómo ahorrar con los gastos de tu mascota

Compartir:

Una mascota puede ser la mayor de tus alegrías y también una de las fuentes de gasto más grandes de tu hogar. ¡Te contamos cómo ahorrar con los gastos de tu mascota!

No cabe duda de la alegría y la compañía que hace una mascota en casa. Son muchísimos los estudios que respaldan y confirmar los beneficios de tener una mascota en tu hogar. A continuación, te dejamos solamente algunas de las formas en las que una mascota mejora no solo el ambiente en casa, sino también tu saludad mental y física.

Beneficios de tener una mascota en casa

  • Nos hacen sentir menos solos: Tener una mascota te hace sentirte más seguro de ti mismo y menos solo por el simple hecho del contacto físico. La compañía de una mascota estimula la comunicación, que por muy no verbal que sea, sigue siendo comunicación y evita ese sentimiento de soledad.
  • Reducen el estrés: Tener una mascota tiene efectos en tu cerebro interesantes de mencionar. La relación con tu mascota reduce el nivel de cortisol, la hormona relacionada al estrés, ya que el vínculo emocional establecido entre tú y tu perrito o gatito hace que tu cerebro segregue la hormona oxitocina, cuya función es relajarte y hacerte sentir bien. En este mismo sentido, cuando vives con una mascota, juegas con ella, la sacas a pasear, etc., tu cerebro segrega dopamina, que es un neurotransmisor encargado en hacernos sentir alegría. Lo mires por donde lo mires, ¡las mascotas te hacen más feliz!
  • Favorecen la actividad física: El simple hecho de jugar con tu mascota ya te hace quemar más calorías de las que estarías quemando sentado en el sofá. Además, si tu mascota se trata de un perro, tendrás que sacarlo por lo menos una vez al día, por lo que, sin darte cuenta, también estarás haciendo ejercicio. Las mascotas son una gran forma para ejercitarte y mantenerte físicamente activo.
  • Aumentan tu sentido de la responsabilidad: Una mascota no es ni la mitad de exigente que tener un hijo, pero nos hace sentirnos útiles y responsables, ya que dependen completamente de nosotros. Este sentido de la responsabilidad aplica también a los más pequeños de la casa, ya que estos van creando una rutina alrededor de sus mascotas (pasearlo antes de ir al colegio, ponerles la comida al volver a casa, etc.) y aprenden a cómo tratar y respetar a los animales.

Consejos para ahorrar en los gastos de tu mascota

A pesar de que tener una mascota en casa sea tan beneficioso, no podemos obviar la serie de gastos que vienen con el cuidado de ese animalito. La buena noticia es que no tienes que renunciar a la compañía de una mascota y que hay diferentes formas de ahorrar en los gastos que estas mascotas traen consigo. Te dejamos diferentes formas de ahorrar en los gastos de tu mascota.

  1. No compres, adopta: La primera gran manera de ahorrar en cuanto a una mascota se refiere, es optar por adoptarla en vez de comprarla. Hay muchísimos animales abandonados o maltratados que necesitan un nuevo hogar y hay muchísimos refugios con estos animales. Por lo que, si llevas tiempo pensando en tener una mascota, esta puede ser una gran forma de hacerlo. Por un lado, tendrás esa mascota que tanto deseas, y por el otro, estarás dándole un hogar a un animal que lo necesita.
  2. Haz tú sus propios juguetes y ropa: Si ya tienes tu mascota, otra forma de ahorrar es haciéndole tú mismo sus propios juguetes. Para esto, haz uso de materiales blandos como la lana u otro tipo de tejido para evitar que se lastime y materiales que no sean perjudiciales para su salud. Si no te consideras tan creativo, también puedes darle un peluche viejo como juguete. ¡Se lo pasará igual de bien! En cuanto a abrigo se refiere, puedes coser tú un chubasquero o jersey para el frío o usar prendas antiguas tuyas y cortarlas a medida de tu mascota. ¡Consejo extra! También puedes ir a alguna tienda o mercadillo de segunda mano donde seguro encontrarás prendas ideales para tu mascota y a precios muy económicos.
  3. Evita la peluquería: En este caso, depende de tu mascota, pero en caso de que la tuya sea por ejemplo un perro, te podrás ahorrar una cantidad importante de dinero al mes si en vez de llevarlo a la peluquería, le cortas tú el pelo y lo bañas. Existe una amplia variedad de productos en el mercado para distintas razas de perros y para distintos cuidados. Al principio deberás realizar una pequeña inversión en equipo y material para llevar a cabo esta acción (champú, cepillo, tijeras, peine, etc.), pero a la larga notarás un ahorro económico.
  4. Aprovecha las campañas de esterilización: Hay diferentes asociaciones y veterinarias que ofrecen campañas de vacunación y castración gratuitas o a un precio muy bajo y varias veces a lo largo del año. Esta puede ser una oportunidad perfecta para prestar atención a la salud de tu mascota y al mismo tiempo de ahorrar. Si aprovechas estas campañas, ahorrarás en la vacuna como tal y en el tratamiento para tratar la enfermedad o virus en caso de enfermarse.
  5. Antes de comprar la comida, compara precios: Parece obvio, pero la diferencia de precio entre marcas de comida puede ser más grande de lo que te imaginas. Te recomendamos que antes de comprar la comida, hagas una investigación en diferentes comercios y supermercados para comparar los precios, considerando el tamaño de los paquetes y la cantidad de comida que traen. También puedes valorar la opción de comprar el paquete más grande y realizar la compra de la comida cada mucho más tiempo. ¡Consejo extra! Valora la posibilidad de comprar la comida de tu mascota en internet, ya que son muchos los portales y páginas que venden packs de comida económicos o que suelen tener diferentes ofertas.
  6. Elige bien los productos de tu mascota: Nos referimos a objetos que varían entre mascota y mascota. Por ejemplo, si tienes un pájaro o un pequeño roedor, deberás tener una jaula. Procura que todos estos objetos y productos para el cuidado de tu mascota sean de materiales duraderos. Aunque tengas que invertir más dinero en estos objetos, si son de calidad, no deberías de volver a gastar en ello en mucho tiempo.

 No hay duda de que una mascota es casi como uno más de la familia, y por lo tanto, es importante darle los cuidados necesarios y aprovechar para realizar pequeños cambios y así también poder ahorrar.

 

Contenido elaborado por «Ontwice»

Compartir: