Consejos cuidar vista

¿Cómo puedes cuidar tu vista?

Compartir:

En la vida existen miles de momentos que contar y experimentar, ¿y cuál es el principal sentido que nos permite hacerlo? Sin lugar a duda, la vista. Consejos y hábitos para cuidar tu vista.

Cada día se nos presenta una oportunidad para disfrutar de pequeños placeres y el principal medio para vivirlo es la vista. Pero ¿Cuándo ha sido la última vez que has hecho una revisión completa de la vista? Un error muy común que tenemos los seres humanos es esperar a que haya una molestia para prestarle atención y mucho más si es de nuestra vista. Según estudios, más de la mitad de la población española no se ha realizado un examen completo para comprobar su salud visual en el último año, ya que afirman que pueden ver correctamente o no presentan ningún síntoma que les afecte.

Los ojos son uno de los órganos más importante de nuestro cuerpo y a su vez el más delicado. A través de ellos percibimos imágenes que se transmiten en forma de ondas de luz hacia nuestro cerebro, donde son interpretadas y transformadas en información visual representando la realidad que nos rodea. Nuestro sistema visual es de gran necesidad, por ello es importante cuidar nuestros ojos empezando por revisiones periódicas.

Para concienciarnos de la importancia de la vista y su cuidado, hemos desarrollado una serie de consejos para tu salud visual que deberás poner en práctica.

 ¿Cómo mantener la salud de tu vista?

Una de las prácticas más efectiva y que no solo nos ayuda a cuidar nuestra visión sino a todo nuestro organismo, es mantener una alimentación sana y equilibrada. Consumir alimentos ricos en vitaminas A y C, así como el magnesio, pueden ayudar al óptimo desarrollo de nuestra vista. Entre las frutas y verduras, la mejor opción es escoger aquellas que presentan colores intensos como rojos, amarillos y verdes. Por ejemplo, la zanahoria es una verdura que posee un alto contenido de betacarotenos que, al digerirlo por el organismo, lo transforma en vitamina A y pueden ayudar a prevenir enfermedades como las cataratas o reducir los riesgos de sufrir degeneración macular asociado a la edad (DMA). Esta vitamina ayuda alimentar las células presentes en nuestras retinas, mejorando su funcionamiento y reduciendo mayores riesgos.

Consumir vitaminas A y C, así como magnesio, pueden ayudar a prevenir enfermedades como las cataratas o reducir el riesgo de sufrir degeneración macular asociado a la edad (DMA)

Las verduras como el brócoli, espárragos o coles de Bruselas, contienen una gran cantidad de luteína, el cual, también se encuentra presente en nuestra retina y convierte dicho nutriente en el escudo protector para combatir el deterioro que provoca la edad en nuestra vista.

Algunas enfermedades producidas por una mala alimentación como el sobrepeso, la hipertensión o el colesterol, no solo afecta el normal funcionamiento de nuestro cuerpo, sino hace que nuestra salud visual se degenere. Mantener un estilo de vida saludable consumiendo los nutrientes y antioxidantes necesarios para el funcionamiento de nuestro organismo, podrá ayudarnos a mantener nuestro peso adecuado y a evitar el envejecimiento prematuro de nuestros ojos.

Otra afección que presenta la sobreexposición a pantallas digitales como el ordenador y el móvil es la fatiga visual, que provoca escozor, enrojecimiento y sequedad ocular. ¿Tus ojos lagrimean más de lo normal? Aunque parezca contradictorio, el lagrimeo también es un síntoma de fatiga visual. Procura parpadear a menudo, ventilar la estancia en la que te encuentras, ingerir suficiente agua a lo largo del día o aplicarte lágrimas artificiales si continuamente sufres de resequedad ocular, harán que tus ojos puedan mantener un funcionamiento óptimo.

Cuida tu vista con gafas homologadas

Las gafas no solo son un objeto banal para estar a la moda, ellas tienen un fin. Son de gran ayuda para mejorar nuestra calidad visual y proteger nuestra vista de los rayos UV del sol. Es común escoger la opción de gafas que más nos guste por su diseño y color, dejando a un lado los factores más importantes en relación con nuestra salud ocular.

La calidad de unas gafas por poseer el sello de la Comunidad Europea (CE). Dicho sello indica su cumplimiento con todas las normativas europeas en cuanto a la protección de nuestros ojos por los rayos ultravioletas del sol. Así mismo, también debes fijarte en otros datos obligatorios. Por ejemplo, el número de categoría de su filtro te ayudará a comprobar la capacidad de adsorción de la luz. Es por eso que te recomendamos realizar una adquisición con base a tus requerimientos y calidad, visitando una óptica autorizada.

Otros factores que debes tomar en cuenta a la hora de proteger tus ojos son:

1)     Gafas con filtro solares:

Al adquirir unas gafas, la mayoría de ellas deben contar con una etiqueta descriptiva que indica la categoría de filtro solar que posee las lentes. En una escala del 0 al 4, estos grados van a hacer que las lentes puedan ser más oscuras, para proporcionar una mayor protección frente a los rayos solares. Cada una de las categorías derivan cierto grado de protección:

  • Categoría 0: correspondes a las lentes sin color o de una tonalidad suave, utilizadas cuando los rayos del sol nos son tan intensos.
  • Categoría 3: cuentan con un grado intermedio que te permiten disfrutar de los rayos del sol cuando no tienes un contacto directo.
  • Categoría 4: se utilizan en casos especiales como en la nieve o la playa, ya que permiten tener una total protección de los rayos UV.

2)     Seleccionar el color de la lente:

El color de las lentes es más importante de lo que creemos. El color de las lentes permite proteger los ojos en situaciones y ambientes diferentes. Existen diferentes tonos como los marrones recomendados para días lluviosos, deportes de invierno montaña y mar. El color gris se recomienda para conducir, a diferencia de las verdes que se asocia su uno a deportes náuticos y de invierno. Y por último, las de tono amarillo se usan para la visión nocturna. No te quedes sin conocer cada una de las variables de lentes.

Acude a tu óptica de confianza para cuidar tu vista

Como comentamos al inicio de este artículo, una de las principales razones por las que las personas no se realizan revisiones oculares anualmente es porque no sienten ninguna afección o molestia. Con el paso de los años nuestra vista se va degenerando, perdiendo su nitidez y capacidad de enfoque debido a muchos factores. Pero, con la edad las revisiones oculares anuales son más que necesarias para evitar los efectos del paso del tiempo en los ojos. Tener un diagnóstico a tiempo puede ayudarnos a mantener nuestra salud visual y no perder del todo su gran aporte.

Cuida tus ojos, mantenlos en plena forma para que puedan seguir cumpliendo su gran cometido y te permita vivir la vida a todo color.

 

Contenido elaborado por «Ontwice»

Compartir: