Viajar con niños

¿Cómo sueles planear un viaje con tus hijos?

Compartir:

Si estás organizando tus primeras vacaciones en familia y con niños, seguro que ya estarás pensando en cómo hacer para sacarlos de su rutina y que su alimentación y descanso no se vean alterados. La clave para un viaje con niños exitoso es la buena organización de este.

Quizás todavía no has viajado con tus hijos durante un viaje largo o incluso fuera del país, pero de lo que no hay duda es que no hay nadie que los conozca mejor que tú. De esta forma, nadie mejor que tú para saber si están listos o no de realizar su primer viaje. Lo importante es que prepares el viaje lo más posible y que no te olvides que las vacaciones son para disfrutar, ¡y más si se trata de las primeras vacaciones de tus hijos!
A continuación, te dejamos la guía definitiva de cosas que deberás de tener en cuenta al momento de organizar el viaje y una vez llegados a vuestro destino. ¡Que empiece el viaje!

Cómo viajar con tus niños según su edad

Si tus hijos son bebés o tienen 1 año lo más importante es que no tengas miedo de viajar con ellos. Todavía son muy pequeños y sensibles a los cambios, pero piénsalo, se pasan la mayor parte del día solo durmiendo. Que tus hijos estén en esta edad te permitirá visitar sitios y tener tus vacaciones soñadas siempre y cuando tú respetes sus tiempos de comida y de higiene, como el cambio de pañales. Si, por el contrario, tus hijos ya tienen entre 1 y 2 años, la cosa se empieza a complicar. En inglés se conoce como “the terrible twos” (los terribles dos) a la etapa en la que los niños, que con esta edad empiezan a caminar, también empiezan a llevarse todo a la boca, se ensucian con todo, y también empiezan las rabietas. Así que podrás realizar tu viaje en familia igualmente, solamente tendrás que ser más paciente con ellos e intentar que sus rutinas, tanto de sueño como de comida, sean lo más parecidas a las que tienen normalmente en casa.
Una vez superan esta edad y se encuentran entre los 2 y 5 años, puedes volver a respirar. A estas edades, los niños empiezan a ser más autónomos y a ser más conscientes de sus acciones.

Además, ya son capaces de expresar y exteriorizar cuando tienen sueño, hambre o simplemente quieren ir al baño, con lo que tú también puedes tener más tranquilidad y libertad. Lo importante al viajar con niños de estas edades es elegir destinos que les permita a ellos poder correr y jugar libremente para tú poder despreocuparte y poder disfrutar también.
Te estarás preguntando qué ocurre una vez se alejan de la etapa de bebés y ya se convierten en niños. Cuando tus hijos superan los 6 años, viajar con ellos se convierte en una grandiosa oportunidad. No solo porque ya son más conscientes de los sitios a los que van y empiezan a aprovecharlo más, sino también empiezan a valorar estas experiencias. Si se encuentran en esta etapa, es importante que los hagas partícipes de todo el proceso, desde elegir el destino hasta las actividades a realizar una vez lleguéis ahí. En cuanto a la comida y a los horarios de sueño se refiere, a estas edades, son más flexibles y adaptables a estos cambios, aunque sea durante unos días.

Todos hemos pasado por la adolescencia y conocemos lo difícil que puede llegar a ser. Cuando tus hijos entran en la adolescencia, es posible que tanto la organización del viaje como el viaje se puedan complicar un poco. Ellos se encuentran en una etapa en la que empiezan a demandar su espacio y su independencia, por lo que quizás estar con sus padres no sea su plan de vacaciones ideal. En este caso, será importante tomar en consideración sus gustos, preferencias y feedback al momento de elegir el destino y las actividades a realizar ahí. ¡Tranquilo, que son muchos los padres que viajan con hijos adolescentes y que pueden darte los mejores consejos!

Una vez en vuestro destino, no tengas miedo a darles un poco de libertad. Si quieren salir a dar un paseo o ir a la piscina solos, deja que lo hagan. De esta forma no se sentirán saturados o agobiados y realizarán el resto de las actividades con más ganas.

¡Recuerda que las vacaciones son para desconectar de la rutina y para que todos los integrantes de la familia os sintáis cómodos y podáis disfrutar!

Otros consejos prácticos para viajar con tus hijos

El equipaje, los billetes, toda la documentación la reserva de los hoteles… ¡tantas cosas en las que pensar al momento de organizar un viaje familiar! A continuación, te dejamos una serie de consejos prácticos para el momento de organizar tu próximo viaje con tus hijos.

En primer lugar, si viajáis por tierra, recuerda hacer varias paradas, especialmente si viajas con niños. Es recomendable que hagas paradas cada dos o tres horas para poder estirar las piernas y recuperarte de la sensación de encierro. Durante estas paradas, tanto tú como tus hijos podréis aprovechar para ir al baño, para comer algo y reponer fuerzas e incluso para visitar algún sitio de interés que os quede de camino.

En segundo lugar, aprovecha este viaje para acercarte y unirte más a tus hijos. Las horas en coche, autobús o avión son el momento perfecto para hablar con ellos, para jugar con ellos a las cartas o juegos de viaje como el “veo,veo”, contar historias o chistes, etc. También es una buena oportunidad para hablar con ellos sobre temas que te preocupan o que llevan tiempo rondándote por la cabeza en un ambiente más distendido y en el que ellos estén más relajados y abiertos a hablar.

En tercer lugar, te aconsejamos que, para unas buenas vacaciones en familia, limites el uso de la tecnología, ¡incluyéndote a ti! Si es verdad que a día de hoy es imposible prescindir de la tecnología para trabajar e incluso para hablar con nuestros seres queridos, las vacaciones en familia son el momento perfecto para desconectar y desintoxicarte tecnológicamente. Restringir el tiempo de uso de tablets, móviles y portátiles, os permitirá no solo disfrutar de los parajes, paisajes y actividades del viaje, sino también de interactuar entre vosotros.

Como cuarto y último consejo, te recomendamos que contrates un seguro de viaje que os cubra a todos durante todo el viaje. Independientemente de si el viaje es en el extranjero o dentro del mismo país, es importante que podáis tener la seguridad de que, en caso de cualquier emergencia, estáis cubiertos y respaldados.
Como ves, un viaje con tus hijos es la oportunidad perfecta para acercarte a ellos, para entablar conversaciones interesantes y en definitiva, el momento ideal para disfrutar en familia. Dependiendo de la edad que tengan tus hijos, te recomendamos que elijas bien el tipo de sitio, pero que vuestro destino de elección sea uno en el que haya actividades para todos y en el que todos podáis disfrutar. ¡Feliz viaje!

 

Contenido elaborado por «Ontwice»

Compartir: