Enseñar finanzas a niños

Consejos para enseñarle finanzas a tus hijos

Compartir:

No hay una edad marcada a la que deberías de empezar a hablarle a tus hijos sobre dinero y sobre cómo gestionarlo, pero cuanto antes, mejor ¡Te contamos cómo hacerlo!

Lo sabemos, los temas del dinero y finanzas son los más delicados y complejos. Si tienes pequeños en casa probablemente no se te haya pasado por la mente hablar de estos temas con ellos todavía, o quizás sí, pero la realidad es que es una buena idea empezar a hacerlo.

Cuanto antes des herramientas a tus hijos para entender el valor del dinero y su buena gestión, mejores decisiones tomarán cuando llegue el momento de tener que hacerlo

A continuación, te damos unas pautas y consejos para que puedas tratar estos temas con tus hijos y aprendan lo básico sobre el dinero, su valor y su gestión.

Consejos para enseñarles finanzas a tus hijos

  1. Habla sobre el dinero con naturalidad. No nos referimos a entrar en detalles que ni van a comprender y que realmente tampoco les compete. Hablamos de contarles abiertamente sobre el trabajo que desempeñas en el día a día, lo que te cuesta hacerlo, lo positivo y menos divertido de trabajar y de gastar, contarles sobre los gastos económicos familiares que existen (pago de facturas, alquiler, internet, etc.). De esta forma, ellos empezarán a asociar el dinero con la idea del valor de las cosas. No tengas miedo de contarles este tipo de detalles, especialmente si tus hijos tienen más de diez años, ya que incluso podrán aplicar lo aprendido en el colegio en asignaturas como matemáticas a la realidad.
  2. La paga como herramienta útil. ¿Te acuerdas cuando empezaron a darte la paga y pensabas en lo que te la querías gastar? Lo mismo ocurrirá con tus hijos. Puedes empezar con una cantidad mínima mensual y posteriormente pasarla a todas las semanas. Tú eliges la cantidad y la forma de pagárselo. Cuando te digan en lo que la quieren gastar y tú les digas la cantidad que necesitan tener acumulada para poder comprarlo, les podrás empezar a hablar sobre la idea del ahorro. ¡Consejo extra! Si ves que están poniendo de su parte por ahorrar y están gestionando bien su paga, prémialos. Si, por el contrario, han gastado su paga sin control alguno, penalízalo (p.e. dándole menos dinero esa semana). De esta forma, se irán dando cuenta de cuánto dinero disponen y cuánto necesitan o les hace falta para comprar lo que realmente quieren.
  3. Una vez entiendan bien el concepto del ahorro, ayúdalos a empezar a ahorrar. En este punto, puede ser interesante hablar con él o ella para que una parte de su paga se destine única y directamente al ahorro. ¡Consejo extra! Compra una hucha o alcancía en la que puedan ir metiendo monedas o lo que les sobra de la paga. El simple hecho de tener un objeto físico que conforme se va llenando va pesando más, le ayudará a entender que, a cuanta más cantidad de dinero, más libertad hay, pero también más responsabilidad.
  4. Abre su primera cuenta bancaria. Una vez tu pequeño tenga asimilado e interiorizado el concepto del valor del dinero y del ahorro, puede ser una buena oportunidad dar un paso más y abrirle su primera libreta de ahorro. Muchas entidades financieras ofrecen diferentes tipos de libretas de ahorro y otros productos pensados para niños y jóvenes con incentivos atractivos como regalos, premios y sorteos. Algunos de los beneficios de una libreta de ahorro para niños son:
  • No hay ningún tipo de comisiones o gastos
  • No hace falta ser mayor de edad para ser titular de la cuenta
  • La posibilidad de ingresar y retirar dinero cuando se desee

El simple hecho de que tus hijos cuenten con una cuenta bancaria le dará más formalidad y seriedad a lo que al dinero y el ahorro se refiere, y desde una edad temprana, lo adoptarán e interiorizarán como un hábito propio.

  1. Sé buen ejemplo para ellos. Como padre o madre, eres el ejemplo perfecto para tus hijos en todos los sentidos y aspectos. ¡Siempre es mejor enseñar algo con acciones que con palabras! Si tu forma de gestionar el dinero y la economía familiar es responsable, ellos desde pequeños irán observando y entendiendo tu forma de hacerlo como la correcta. De esta forma, evita las compras compulsivas, piensa si necesitas algo antes de proceder a comprarlo, compara los precios antes de realizar la compra, etc. ¡Estas pequeñas acciones serán la guía perfecta para tus hijos!

Otros consejos prácticos para enseñarle finanzas a tus hijos

  1. Enséñales la diferencia entre querer y necesitar. Qué se necesita más: ¿Un juguete o un abrigo nuevo para el invierno? Entendiendo esta diferencia, será también más fácil para ellos controlar sus impulsos y ganas de gastar cuando llegue el momento de disponer de suficiente liquidez e independencia.
  2. Proponles que te ayuden en las tareas del hogar para aprender a valorar el trabajo y entenderlo como el medio adecuado y legítimo de ganar dinero. Como ya hemos comentado, con este tipo de iniciativas, entenderán que el dinero da libertad pero que su buena gestión requiere de un gran sentido de responsabilidad. En este tema es importante tener cuidado en cómo abordar y tratar el tema de la relación entre obligación y recompensa. Hay que evitar la confusión que puede surgir si se entienden las obligaciones como un medio para recibir una recompensa. Es importante explicarles la diferencia entre aquellas cosas que suponen una obligación y las que no.

 

Contenido elaborado por «Ontwice»

Compartir: