Beneficios dormir 8 horas

Los beneficios de dormir 8 horas al día

Compartir:

Dicen que dormir es uno de los mayores placeres de la vida . Además, dicen que dormir es bueno  para asimilar todo lo estudiado o leído, que es bueno para crecer, e incluso dicen que dormir y descansar es indicado e idóneo para curarse de cualquier afección o enfermedad. ¿Sabías que todos estos argumentos son verdaderos?

Dormir no solo es bueno para estar fresco al día siguiente  y para relajarte, sino que una noche de sueño reparador tiene más ventajas de las que te imaginas. ¡Si ya te gustaba dormir, ahora lo disfrutarás más todavía!

 La importancia del sueño y de dormir bien

La importancia de una noche de buen sueño no solo radica en lo evidente, que es estar más fresco y descansado al día siguiente, sino también en que el sueño restaura tu cuerpo, regula tu biorritmo y mantiene al cerebro en condiciones óptimas, entre otras cosas.

Mientras duermes, no solamente ocurre esto, sino que también se dan otra serie de situaciones que favorecen una buena salud para tu cerebro, que te contamos a continuación. Mientras tú estás soñando, tu cerebro sigue trabajando y se encarga de formar nuevas conexiones neuronales. Esto ayuda a que tu cerebro se quede con la información importante y filtre la que no tiene ninguna importancia. Según varios estudios y científicos, un buen hábito de sueño, o el equivalente a dormir unas ocho horas todos los días, fortalece el cerebro y le ayuda a la autorreparación.  Por el contrario, la falta de sueño puede activar la actividad de los genes que se encargan en el estrés.

Por otro lado, dormir bien te ofrece otra serie de beneficios y efectos positivos. Ocho horas de sueño reparador pueden incrementar tu creatividad, ya que cuando el cerebro está descansando, se concentra en potenciar la imaginación.

Dormir bien también favorece la producción de melatonina y serotonina, las hormonas que se encargan de la felicidad y de un buen descanso

De esta forma, dormir bien evita la producción y liberación de hormonas del estrés y puedes llevar una vida más feliz y emocionalmente estable.

En general, dormir bien te ayuda a estar más sano, ya que mientras duermes, tu cuerpo se regenera y tu sistema inmunitario se fortalece. Esto ayuda a que tu cuerpo pueda hacer frente eficazmente a todos los virus, bacterias, y gérmenes que están rondando cerca.

Desventajas y riesgos de no dormir bien

Si hablamos de las ventajas y beneficios de descansar bien durante la noche, también tenemos que hablar de los riesgos que vienen con la falta de un sueño reparador.

Si dormir bien protege, entre otras cosas, a tu corazón, la falta de sueño es de lo que más daño le puede hacer. Según estudios científicos, el insomnio puede aumentar hasta tres veces la posibilidad de sufrir insuficiencia cardíaca. La falta de sueño también aumenta la tensión arterial y la producción de la hormona del estrés.

¿Sabías que dormir bien te puede hasta ayudar a perder peso? La falta de sueño está asociada a la obesidad, ya que hace que los adipocitos liberen menos leptina, que es la hormona encargada de reducir el apetito. Adicionalmente, la falta de sueño hace que tu estómago libere grelina, que es la hormona encargada del apetito. De esta forma, se ha descubierto que una noche de buen sueño, puede favorecer la pérdida de peso.

El insomnio y la falta de sueño pueden traer otras consecuencias y problemas de salud como la hipertensión, una bajada de defensas y del sistema inmunológico, y como consecuencia, una mayor propensión a padecer otras enfermedades.

Consejos para dormir bien ocho horas al día

Para garantizar tus ocho horas de sueño, es necesario en primer lugar, que tu habitación cumpla una serie de condiciones que favorecerán tu descanso. Es importante que esta esté a una temperatura tirando a fría, donde no haya ningún ruido y donde haya la menor cantidad de luz.

Es importante que establezcas y cumplas con tus horarios de sueño, de esta forma, tu cuerpo sabrá que a tal hora es el momento de meterte en la cama. Es indispensable mantener un ritmo y respetarlo, ya que, de esta forma, se reforzará el ciclo de sueño de tu cuerpo.

Si dormir bien es el objetivo, el ejercicio debe de ser parte de tu rutina. Cualquier actividad física te ayuda a dormir bien por el simple hecho de quemar energía y dejarte agotado. Tu propio cuerpo te pedirá descansar para reponerse. ¡Consejo extra! Intenta evitar practicar cualquier ejercicio físico cerca de la hora de dormir, ya que estarás sobre excitado y te costará más conciliar el sueño.

Es muy importante que, para dormir bien, no descuides tu alimentación. ¿Alguna vez te has metido a la cama sintiéndote demasiado lleno o con mucha hambre? ¡Así es imposible que puedas descansar! Evita comidas copiosas antes de meterte a la cama, por lo menos dos o tres horas antes. Evita también la nicotina, la cafeína y el alcohol.

Si tú también eres de dormir la siesta, ¡cuidado! Si es verdad que dormir después de comer es muy apetecible, esto puede tener efectos negativos durante la noche, ya que pueden interferir en el sueño. Te aconsejamos que, si optas por dormirte la siesta, no dure más de media hora ni lo hagas a última hora de la tarde, ya que no podrás dormir por la noche.

Venimos a confirmarte lo que ya sabías: dormir tiene múltiples beneficios y es indispensable que, para tener una salud física y mental óptima, procures disfrutar de un sueño reparador durante ocho horas todos los días. ¡A dormir!

 

 

Contenido elaborado por «Ontwice»

Compartir: