Contratar seguro de viaje

¿Por qué contratar un seguro de viaje?

Compartir:

Nunca se puede ir muy preparado a un viaje, y por eso te contamos por qué deberías de contratar un seguro de viaje para tu próxima aventura en el extranjero.

A la hora de organizar un viaje, seguro que buscas toda la información sobre el lugar, las atracciones turísticas, los mejores restaurantes, tiendas, etc. Pero, ¿te has planteado todos los problemas que pueden surgir antes, durante e incluso después del viaje?

No estamos siendo dramáticos, siempre pueden surgir imprevistos a la hora de realizar un viaje. Piénsalo un momento: Puedes perder vuelos, maletas, reservas de hotel, llegar tarde a un sitio y perder la visita turística, y en el peor de los casos, alguna enfermedad estando lejos de casa. ¡Pero hay una solución a todos estos posibles contratiempos y problemas! Puedes contratar un seguro de viaje que te garantice plena tranquilidad en tu próximo viaje. ¡Te lo contamos todo a continuación!

Las 5 razones para contratar un seguro de viaje

  1. Para recibir asistencia sanitaria donde sea: Desafortunadamente, no en todos los países existe la garantía de una asistencia sanitaria pública y de calidad, por lo que, si viajas fuera de la Unión Europea, la opción más segura y acertada será contratar una póliza que te garantice esta asistencia en caso de necesitarla. Dependiendo de tu destino, necesitarás incluir unas coberturas u otras. Piénsalo, podrías necesitar asistencia sanitaria por diversos motivos, desde un dolor de estómago hasta enfermarte repentinamente estando allí. Si tu viaje es dentro de la Unión Europea y en caso de que necesites asistencia sanitaria, deberás tener y llevar tu Tarjeta Sanitaria Europea (TSE), con la que tienes derecho a recibir atención médica durante dos años en todos los países de la UE y Suiza.
  2. Por si pierdes tus maletas: No, tus maletas no volverán por sí solas si las pierdes, pero una buena póliza de seguro de viaje te dará unas cuantas opciones que te vendrán muy bien y harán que el mal rato se lleve mejor. Con un seguro de viaje podrás contar con un adelanto de fondos con el que podrás comprar la ropa y demás productos necesarios. Adicionalmente, con un seguro de viaje, podrás recibir una indemnización por la demora en la entrega del equipaje. Además, también podrás ser indemnizado en caso de daño y/o robo de las maletas. Todo esto al margen de la obligación que tiene la aerolínea con los viajeros por los daños ocasionados.
  3. Por si practicas deportes extremos o de riesgo: Si eres adicto a la adrenalina y eres de los que viaja para practicar algún deporte extremo, querrás contratar un seguro de viaje que te proteja y cubra. Si sueles practicar este tipo de deportes, no tiene por qué pasar nada, pero nunca se sabe, y es mejor prevenir que lamentar. En este caso, volvemos a hacer énfasis en el coste elevado que tiene la asistencia sanitaria en muchos países y el desembolso que te supondría en caso de necesitarla. Son muchos los seguros que incluyen coberturas interesantes para este tipo de actividades.
  4. Por si viajas con niños: No hace falta que te digamos lo importante que es contratar un buen seguro de viaje si en este caso, el viaje es con niños. Los niños son mucho más sensibles a cambios bruscos de temperatura, comidas y ambientes, por lo que, si te vas al otro lado del mundo, la mejor opción será que los niños estén cubiertos por cualquier emergencia que pueda surgir.
  5. Por si se cancela el viaje: Un viaje se suele planificar con antelación, pero como ya te has podido dar cuenta, siempre pueden surgir imprevistos (¡no siempre negativos!) que te impidan viajar. En caso de que tengas que cancelar o posponer tu viaje, con una buena póliza no perderás tanto dinero.

Tipos de seguros de viaje que puedes contratar

  1. Seguro de viaje mínimo o básico

Este es el más básico de los seguros de viaje e incluye pocas coberturas. Esta póliza suele ser ofrecida por las agencias de viaje y sin coste adicional al contratar un viaje o un paquete vacacional. Las coberturas que suelen ofrecer son las siguientes:

  • Asistencia sanitaria durante el viaje
  • Indemnización en caso de demora
  • Overbooking
  • Anulación del viaje en caso de problemas técnicos de la aerolínea

Te aconsejamos que, si te interesa este seguro, consultes bien qué coberturas te ofrece y las condiciones.

  1. Seguro extra de viaje

Este seguro ofrece más coberturas que el seguro básico y tienes la posibilidad de contratarlo de forma adicional al seguro básico o como tu seguro de viaje. El precio de este seguro suele depender en función del viaje y su duración. Es decir, este seguro se suele contratar por periodos de tiempo concretos. Puedes contratar este seguro de viaje tanto en tu agencia de viajes o con una compañía de seguros. Si consideras que este seguro es tu mejor opción, pero se sale de tu presupuesto, no dudes en ver todas las claves que te dejamos para conseguir viajes baratos aquí (enlazar a post “cómo conseguir viajes baratos”). ¡De esta forma, podrás seguir viajando e ir completamente asegurado a tu próximo destino!

Normalmente, las coberturas de este seguro suelen ser:

  • Fallecimiento accidental de la persona asegurada
  • Envío de medicamentos prescritos con carácter urgente
  • Indemnización en caso de pérdida, robo o destrucción del equipaje facturado (total o parcial)
  • Anticipación de fondos en caso de robo, pérdida de equipaje, enfermedad o accidente
  1. Seguro de cancelación

Este seguro de viaje te cubrirá en caso de tener que cancelar tu viaje por el motivo que sea. A pesar de organizar un viaje con antelación, puede haber diferentes motivos por los que el viaje se deba cancelar, como que, aunque improbable, la aerolínea quiebre, una enfermedad o un procedimiento médico inmediato, y otros motivos que se especificarán e incluirán en la póliza de seguro.

En caso de poder realizar el viaje y sufrir una enfermedad o sufrir un accidente durante este, con un seguro de cancelación, la compañía aseguradora te reembolsará la porción del viaje no disfrutada.

Algunas de las coberturas que este seguro cubre son:

  • Enfermedad, accidente grave o fallecimiento, tanto de la persona asegurada como de sus familiares.
  • Robo de documentación y/o equipaje que te obligue a realizar el viaje
  • Daños graves a causa de incendio, explosión o por un accidente a causa de la naturaleza

Como puedes ver, son muchos los motivos por los que deberías de plantearte la posibilidad de contratar un seguro de viaje. No todos los motivos son negativos, pero un seguro de viaje te dará la tranquilidad para que puedas realizar tu viaje sin contratiempos y sin gastos adicionales. En caso de que no puedas realizar el viaje, teniendo un seguro de viaje, podrás por lo menos recuperar una parte del dinero invertido y no disfrutado, y eso también te dará tranquilidad.

 

Contenido elaborado por «Ontwice»

 

Compartir: