Vivir más años

Claves para vivir más años

Compartir:

A lo largo de nuestra vida, nos vamos dando cuenta que ciertos hábitos pueden perjudicar nuestra salud , pudiendo reducir nuestros años de vida . Más allá de nuestra alimentación, ciertos factores también pueden afectar nuestra calidad y longevidad , ¿sabes cuáles son?

En la vida solemos pasar por épocas en las que dedicamos más tiempo a nuestra salud que otras veces. A pesar de todo, hoy en día tenemos más acceso a la información, pero aun así, tendemos a hacer caso omiso a lo que nuestro cuerpo nos reclama y a lo que sabemos que está mal. En concreto ¿sabes qué parámetros seguir para disfrutar de una vida más saludable, en las mejores condiciones y poder vivir más tiempo? Este es el punto al que queremos llegar.

Existen varios estudios que coinciden en los hábitos que pueden reducir nuestra esperanza de vida. Entre ellos, la Universidad de Edimburgo realizó un análisis a 606.000 personas de Europa, Estados Unidos y Australia, en busca de su historial médico, hábitos, nivel educativo, etc. Los resultados de dicho estudio son de gran interés, donde se puede apreciar claramente cómo afectan las decisiones que tomamos al largo de la vida a nuestra salud.

¿Qué factores afectan la probabilidad de vivir más años?

Son muchos los factores y hábitos diarios que pueden afectar a nuestra salud, sim embargo, en muchas ocasiones preferimos ignorar las advertencias de los expertos y continuar con el hábito.

Un ejemplo muy claro es el tabaco, se estima que una cajetilla de tabaco al día puede reducir la esperanza de vida 7 años en relación con el resto de la población. Pero nunca es demasiado tarde para corregir este hábito, ya que, aquellas personas que luchan y finalmente logran dejar de fumar, pueden llegar a extender su longevidad, viviendo más o menos igual que otras personas que jamás han fumado.

El sobrepeso, uno de los grandes problemas que vive la sociedad de hoy en día, puede estimar en gran medida tu calidad de vida. Si nuestro índice de masa corporal sobrepasa lo aconsejable respecto a nuestra altura y edad, podrá reducir tus objetivos de bienestar. Al dedicar tiempo a nuestra salud, perder 1 kilo de grasa podrá significar mucho más que el peso.

Así mismo, a lo largo de nuestra vida podemos vernos afectados por problemas o crisis de estrés, entre el trabajo, la familia y las circunstancias de la vida, que impiden poder sobrellevar muchos problemas y nos afecta la salud mental y física. Entre otros aspectos, los factores psicológicos se pronuncian por lo que nos ocurre en el día a día, contamos con menos creatividad y pasamos mucho más tiempo de mal humor, haciendo así que a lo largo de los años se vea afectado las relaciones con otras personas.

Nuestra genética también juega un papel importante. Los genes pueden arrastrar determinadas enfermedades que han estado presentes en nuestra familia desde años atrás. Por ejemplo, cuando el colesterol malo (LDL) está elevado, puede perjudicar nuestro bienestar y calidad de vida.

La genética también juega un papel importante. Los genes pueden arrastrar determinadas enfermedades que han estado presentes en nuestra familia desde años atrás

¿Cómo sumar más años de vida? 

Una vez analices todos aquellos hábitos que puedan perjudicar tu salud y calidad de vida, es hora de cambiarlos para reducir los síntomas y efectos sobre nuestro organismo.

Comencemos por la forma en la que comemos. Al ingerir mayor cantidad de vegetales y frutas en su estado natural, todas sus vitaminas nutrirán tu cuerpo. La alimentación rica en hortalizas frutas, legumbre y cereales integrales, demuestran mayor eficacia en retardar el proceso del envejecimiento de nuestras células.

El consumo diario de frutas y hortalizas frescas muestra aportar un gran beneficio en nuestra salud. Estos alimentos aportan fitoquímicos que estimulan el correcto funcionamiento de nuestro sistema inmunológico, protegiendo nuestro cuerpo contra las infecciones, bacterias y virus.

Entre estos vegetales, las coles de bruselas, los vegetales rojos, amarillos, naranjas, púrpura y verdes, aportan gran cantidad de antocianinas y carotenoides, que ayudan a proteger los tejidos contra el efecto degenerativo de las moléculas que tienen un electrón desapareado en. Las enfermedades asociadas a dicha afección se ven reflejadas en el hígado, el melanoma, la diabetes y las dolencias neurológicas. Al incluir en nuestra dieta estos alimentos, estaremos aportando antioxidantes, vitaminas A, C y E, y minerales como el selenio y polifenoles, ayudando a mejorar el funcionamiento de todo nuestro organismo.

Otros alimentos que influyen en nuestra salud son los frutos secos, protegen nuestro organismo de sufrir trastornos cardíacos, y las legumbres, que ayudan a protegernos de las alteraciones cardiovasculares.

Así mismo, sin restarle importancia, beber agua es fundamental para mejorar nuestro rendimiento. El ser humano está compuesto por más de 70% de agua, lo que hace que el agua y sus minerales, fortalezcan el sistema vascular, sistema nervioso y musculoesquelético.

Aunque muchas veces nuestros padres o abuelos nos lo recuerdan, comer de forma moderada y variada. Una dieta rica en nutrientes y con un estimado de calorías según tu cuerpo, harán que podamos envejecer lentamente y con salud. La Universidad de Harvard descubrió que este tipo de dieta pueden aumentar la producción endógena de sulfuro de hidrógeno, un agente que protege las mitocondrias, los orgánulos que producen energía en cada célula del cuerpo, frente a los radicales libres.

Practicar diariamente actividades que nos motiven, hace que seamos más felices, lo que nuestro organismo agradecerá ya que muchas veces requiere de distracciones asociadas a aficiones que tengamos. Entre ellas, se puede agregar la práctica de deportes en casa, darnos un viaje a destinos que nos interesen o simplemente, salir de la rutina.

Está en nuestras manos hacer todo lo posible por conseguir bienestar y mantener nuestra salud durante muchos años , cultivando hábitos cotidianos saludables.

 

Contenido elaborado por «Ontwice»

Compartir: