FInanciar un master

Cómo financiar el máster de tu vida

Compartir:

¿Quieres especializarte y estudiar un postgrado? ¡Te contamos las claves!

Has terminado la carrera académica y eso es un claro motivo de alegría y un acto de celebración. Tras cuatro años de estudio y de crecimiento profesional y personal, llega el momento de plantearte qué va a ser de tu futuro tras terminar los estudios de grado.

Seguramente, el primer pensamiento que te viene a la cabeza es encontrar un trabajo en tu sector y a partir de ahí crecer profesionalmente ascendiendo puestos, pero ¿crees que estás realmente preparado para iniciar tu trayectoria profesional? ¿Tienes todos los conocimientos necesarios? Lo cierto es que hay dos requisitos que se valoran en las entrevistas de trabajo por encima de cualquier otro: tener idiomas y una especialización.

Son muchas las personas que han estudiado una carrera, pero no son tantas las que han conseguido diferenciarse. Aunque por el camino muchos han hecho logros para aumentar su currículum y han invertido su tiempo en seguir aprendiendo de manera autónoma, un máster de posgrado es hoy una de las claves de éxito profesional. Se trata de un curso de especialización que, orientado a estudiantes que acaban de terminar sus estudios de grado, ofrece una visión más práctica y reflexiva sobre una determinada materia. ¿Has pensado alguna vez en hacer un máster? Puede ser que sí o puede que estés ayudando a algún miembro de tu familia a tomar la decisión y que no se atreva a dar el salto por motivos como la financiación.

Elegir un máster que se adapte a tus deseos es importante, pero, más lo es, elegir la institución en la que lo vas a realizar. Generalmente los másteres requieren una gran inversión económica, que ya sea online o presencial, siempre supone un primer desembolso inicial que puede asustar.

Beneficios de estudiar un máster

El momento posterior a finalizar tu grado suele ser una situación de incertidumbre y dudas. Por eso te explicamos en 4 sencillos pasos cómo puede cambiarte tu vida si estudias un máster:

  1. Ampliar tu gama de conocimientos: Cuantos más conocimientos, más competencias y, por tanto, mayor diferenciación. Para poder diferenciarte y tener éxito en tu vida laboral, es fundamental continuar aprendiendo y profundizar en el ámbito que más te interesa.
  2. Diferenciarte en el sector: Una vez que consigas los conocimientos necesarios podrás sentirte seguro y capaz de realizar una entrevista de trabajo.
  3. Crear nuevas relaciones internas y contactos externos: Entrarás en contacto con grandes profesionales del sector que te explicarán las claves y los secretos necesarios para poder enfrentarte al mundo laboral. Las relaciones son muy importantes y hacer contactos que puedan ayudarte cuando lo necesites siempre es gratificante.
  4. Mayor oferta de prácticas y más salidas profesionales: Las instituciones de máster suelen tener una amplia variedad de acuerdos de prácticas con empresas. Es tu oportunidad para poder adentrarte en el mundo laboral y una de las mejores oportunidades de formarte de primera mano, desde el interior de una organización.

Formas de financiar tu máster

Una vez empieces a buscar el centro que mejor se adapte a tus objetivos educativos y profesionales, descubrirás la amplia variedad de precios que existen en el mercado. El precio de un máster se relaciona directamente con la reputación de la escuela, el ámbito, los contenidos del estudio y de su duración. Además de la matrícula, cabe destacar los costes de material, y en el caso de hacerlo en una ciudad o país extranjero, los gastos se multiplican.

Tienes a tu disposición muchas ayudas, pero los comités de selección suelen ser estrictos y exigentes con los candidatos. ¿Qué opciones tienes para financiar tu máster?

  1. Becas MEC: Las becas de ámbito público más solicitadas son las que concede el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Se encarga de ofrecer ayudas de carácter general a los estudiantes, en los que se incluyen los estudiantes de máster.
  2. Becas de colaboración: Son ayudas del Ministerio pensadas para estudiantes de máster como tú. Para recibir esta ayuda tendrás que presentar un proyecto para colaborar con un departamento del centro escolar.
  3. Becas Fullbright: Si tienes pensado formarte en el extranjero, las becas de Fullbright son las idóneas, especialmente si quieres irte a EEUU. La beca tiene un máximo de 35.000 dólares y se hace cargo del seguro médico y de los costes de visado.
  4. Préstamos personales: Un préstamo personal puede ser la opción más rápida de financiar tus estudios de máster. En este caso tienes la posibilidad de escoger la cantidad necesaria para poder empezar tus estudios. El único inconveniente es que tienes que planificar con antelación todos tus gastos para no pasarte en la cantidad solicitada.

Consejos para conseguir la ayuda que necesitas para estudiar un máster

Tienes la opción de solicitar varias becas, el problema es el proceso de selección, que como verás suele ser complicado. Es una forma de asegurarse de que los estudiantes aprovechen la oportunidad. A continuación, te dejamos unos sencillos consejos para que puedas conseguir la ayuda que mejor se adapta a tus propósitos:

  • Estar al día: Tienes que proponerte dedicarle unas horas al día a la búsqueda de becas. Busca diariamente las becas que siguen con convocatoria e infórmate muy bien acerca de sus beneficios.
  • Controla las convocatorias: “No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”, si ves una convocatoria abierta, no esperes al último día para inscribirte, hazlo cuanto antes.
  • Fíjate en los requisitos: Por este motivo tienes que informarte bien acerca de las becas que te encuentras ¿reúnes todos los requisitos de acceso? Si no los reúnes, no pierdas el tiempo y pasa al siguiente.
  • Reúne toda la documentación: Además de tener controlado los días de convocatoria, intenta reunir todos los documentos necesarios con antelación, así el proceso de inscripción será más rápido y sencillo.
  • Actualiza tu CV: Prepara un CV con toda tu experiencia laboral y educativa, es muy importante que lo tengas siempre actualizado.
  • Prepara una carta de motivación: Además de enviar tu CV, muchas becas valoran que los estudiantes presenten una carta de motivación, les asegura que realmente aprovecharás la oportunidad.

 

Contenido elaborado por Ontwice

Compartir: