Consejos comprar casa

Consejos para comprar una casa

Compartir:

Ya lo has decidido: Has hecho cuentas y has sacado tus números y es el momento de adentrarte en una de las aventuras más grandes de tu vida, la compra de una casa. La transacción suena fácil una vez dispones de los fondos, pero el proceso de compra es mucho más complejo.

¿Dónde empiezas a buscar? Zonas donde buscar, presupuesto, contratar o no una hipoteca, plazos, etc. son factores a tener en cuenta antes de realizar cualquier compra. Adicionalmente, debes valorar otros elementos como los trámites administrativos y los impuestos. ¡Te damos los mejores consejos para que tu compra sea satisfactoria y finalmente, que la casa que compres, sea justo lo que soñabas!

A valorar antes de comprar una casa…

  1. Ten claro lo que buscas y tus necesidades. Parece obvio, pero no lo es. A la hora de ver tus opciones y todas las posibilidades de casas potenciales deberás valorar cuáles son tus necesidades inmediatas, a mediano, a largo plazo y cuáles son tus deseos e intereses en base a tu estilo de vida, planes futuros que tengas, etc. Tener claro el tipo de inmueble que buscas te ayudará a acotar las opciones y a centrarte en aquellas casas que se adaptan realmente a tus necesidades.
  2. Infórmate sobre todos los trámites y gastos a los que tendrás que hacer frente. No es lo mismo comprar una casa nueva que una de segunda mano. Los gastos que implica cada opción tampoco. Los trámites administrativos y gastos de cada caso variarán y necesitas conocerlos a la perfección para saber si puedes hacer frente a ello o no. Infórmate, entre otros, sobre los siguientes trámites y gastos:
  • El contrato de arras, que es el equivalente a la reserva de la casa y probablemente el primer documento que debas firmar en este proceso. Este documento te garantiza que la casa no se venderá a cualquier otra persona interesada. Este documento no es el contrato definitivo. La cantidad equivale entre el 5% y el 15% del valor total de la vivienda.
  • Acudir al Registro de la Propiedad para que te den la información jurídica sobre la casa. Podrás pedir una nota simple o un certificado de dominios y cargas.
  • La tasación de la vivienda, requisito para calcular la hipoteca en caso de contratarla, que ronda los 250 y 350 euros.
  • Si se trata de una casa de segunda mano, deberás de pagar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP), que oscila entre un 5% y un 10% del valor escriturado.
  • Los gastos de la inmobiliaria y la gestoría si piensas realizar la transacción por este medio.
  1. Valora lo que realmente te interesa de una propiedad. ¿Te interesa una casa únicamente por su precio? ¿Buscas una zona en particular? Además de estos dos aspectos, deberás de valorar también aspectos como:
  • La comunicación del barrio con otros puntos de la ciudad
  • Los servicios y comercios que tienes cerca
  • Los años que tiene la vivienda
  • El estado físico de la vivienda
  • En qué planta se encuentra (cuanto más alto, menos ruido, por ejemplo)
  1. No te quedes con la primera casa que te guste. Piensa que esta será posiblemente la mayor inversión de tu vida. Visita cuantas casas puedas y fíjate en los pequeños detalles. Observa el vecindario, los vecinos, el ruido que proviene de la calle, la orientación de la casa y las ventanas, etc. Te recomendamos que visites de 15 a 20 casas, reduzcas posteriormente tu lista a 10, y finalmente te quedes con tres. Una vez tengas estas tres viviendas seleccionadas, haz un análisis DAFO en el que destaques las Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades de cada una de las casas y su situación. ¡Esto te ayudará a tener perspectiva y tomar una mejor decisión!

Una vez hayas elegido tu casa…

  1. Asegúrate de conocer el valor real de la propiedad. Deberás de asegurarte que el precio que vayas a acordar con la agencia no se encuentre por encima del resto del mercado. ¿Por qué te interesa esto? Porque en caso de solicitar una hipoteca, te la concederán considerando el valor real del mercado, no del precio pactado entre ambas partes.
  2. Valora la modalidad de hipoteca que más te interese. Existen tres tipos de hipotecas: Hipotecas a tipo fijo, variable y mixto. Si eliges hipoteca a tipo fijo siempre pagarás la misma cuota. Si eliges la variable, la cantidad a pagar dependerá de la evolución del indicador. Si te decantas por la hipoteca mixta, los primeros años pagarás a tipo fijo y el resto de los años a tipo variable.
  3. Pide los papeles pertinentes de la vivienda. Como posible comprador, tienes derecho a pedir la documentación acerca de la vivienda. Asegúrate de pedir el número de registro de la propiedad de la casa, solicitar una nota simple en el Registro de la Propiedad, entérate si la parte vendedora está al corriente de todos los pagos necesarios, etc.
  4. Haz una oferta, negocia el precio y cierra la operación. Las inmobiliarias suelen pedir una señal en caso de querer realizar una oferta al propietario con el fin de demostrar que tienes un interés real. En caso de llegar a un acuerdo aceptado por ambas partes, llegará el momento de formalizar el contrato y cerrar la operación.

Una vez sigas todos estos pasos y hagas el mejor uso de la información y tu situación personal (tanto financiera como familiar), solamente quedará elegir la forma de pago que mejor se adapte a tus necesidades, elegir la hipoteca indicada, firmar el contrato y realizar todos los trámites necesarios y empezar a disfrutar de tu nueva casa.

 

Contenido elaborado por «Ontwice»

Compartir: