Inversion sin riesgo

¿Cuáles son las mejores inversiones sin riesgo?

Compartir:

Si hasta ahora has gestionado bien tus finanzas, tienes un capital ahorrado y te gustaría invertirlo, seguramente tengas el principal temor de cualquier inversor: ¿cómo y dónde puedo invertir mi dinero sin riesgo?

En el mundo de la inversión, cuando hablamos de riesgo, nos referimos a la variabilidad que puede haber en la rentabilidad y en el retorno de lo que has invertido. Pero quizás la pregunta debería de ser: ¿existe alguna inversión que no conlleve ningún riesgo?

De entrada, te despejamos toda duda: en mayor o menor medida, todas las inversiones tienen algún riesgo

La clave no está en creer que con una inversión no vas a correr ningún riesgo, o buscar una inversión sin riesgos, sino en saber qué riesgo vale la pena correr según qué inversión quieres realizar.

¿Cómo analizar el riesgo de una inversión?

Son muchos los casos en los que un inversor, o una persona iniciándose en el mundo de la inversión, tiene una cantidad de dinero preparada para este fin y deja de lado, o ni siquiera toma en consideración, el riesgo que corre esa posible inversión.

Para analizar el riesgo de una inversión te damos unos consejos prácticos que puedes aplicar a cualquier inversión que estés planteando realizar, lo que te dará una mejor perspectiva. En primer lugar, deberás de calcular lo que puedes asumir. Es decir, deberás de tener muy clara la capacidad financiera que tienes y compararla con la que necesitaría tu negocio.

En segundo lugar, y una vez sabes el capital con el que cuentas para tu inversión, deberás de identificar tus activos circulantes. Quizás te estés preguntando qué es un activo circulante, y esto no es más que todos tus bienes y derechos líquidos. Es decir, el dinero que tienes y del que puedes disponer en cualquier momento, como, por ejemplo, el que te debe alguien, el dinero que tienen las cajas y los bancos, el que tienes tú en tus cuentas bancarias, etc. Identificar tus activos circulantes te ayudará a conocer mejor si son óptimos o no para facilitar tu inversión.

En tercer lugar, es importante que analices el potencial de crecimiento que puede tener tu negocio en caso de realizar la inversión. En este punto, deberás de evaluar el potencial de todos los aspectos, pero, sobre todo, el financiero.

Como cuarto y último punto, es indispensable que, para calcular el riesgo de tu inversión, analices y evalúes el entorno en el que tu actividad se va a desarrollar. En definitiva, tu entorno afectará, para bien o para mal, tu negocio. Te aconsejamos que analices el entorno político, tecnológico, social, cultural, y el legislativo. Este análisis te ayudará a saber cuándo es el momento ideal para realizar tu inversión y cómo puedes hacer frente a cualquier posible adversidad.

¿Cómo invertir con el menor riesgo posible?

A pesar de no existir ninguna inversión sin un riesgo, existen inversiones que se consideran de riesgo bajo, como son las cuentas remuneradas, que te permiten retirar tu dinero cuando quieras sin ninguna penalización y tampoco te suelen cobrar comisiones, o el plazo fijo, que, a pesar de que sus beneficios son limitados, tienes rentabilidad garantizada. Lo que está claro es que deberás de asesorarte y de elegir los productos de inversión según el nivel de riesgo que estés dispuesto a correr y de asumir.

Adicionalmente, también tienes formas de reducir el riesgo en tu inversión casi que, al máximo, no solo para tener más garantías y seguridad en el retorno de tu inversión, sino también para tener más margen de maniobra y capacidad para amortiguar cualquier posible golpe.

La primera forma de reducir el riesgo de tu inversión es diversificando y dividiendo tu dinero en más de una inversión. Si apuestas por invertir todo tu capital en una única inversión, corres el riesgo de perderlo, total o parcialmente, en caso de salir mal. En cambio, si inviertes tu dinero en diferentes proyectos, y creas tu propia cartera de inversión con diferentes activos, todos tendrían que salir mal para perder tu dinero. De igual forma, diversificando tu dinero aumentas tus probabilidades de ganar más dinero.

Otra forma de reducir el riesgo al máximo al momento de invertir es hacerlo de forma periódica. Adicionalmente a diversificar tu dinero en diferentes inversiones, te aconsejamos hacerlo en momentos diferentes a lo largo del tiempo. De esta forma, en vez de conseguir acciones a un solo precio, que puede ser positivo o no tan positivo, podrás adquirir otras quizás a un mejor precio o al precio medio de las aportaciones que has hecho a lo largo de un periodo de tiempo.

En definitiva, no existe una inversión libre de riesgo. Es por esto por lo que te aconsejamos tomar cualquier decisión de invertir con cautela, valorando todas tus opciones y posibilidades y que muestres cierto escepticismo a cualquiera que te ofrezca “invertir sin ningún riesgo”. Cuando se trata de invertir, no hay nada como demasiados consejos, así que no dudes en informarte todo lo que sea necesario y te ayude a tomar mejores decisiones financieras.

 

 

Contenido elaborado por «Ontwice»

Compartir: