Errores entrevista de trabajo

Qué errores evitar en tu próxima entrevista de trabajo

Compartir:

Una  entrevista de trabajo es el momento perfecto para demostrar todo lo que sabes y vales, pero es importante que evites una serie de errores comunes y que te pueden restar puntos de cara a futuras fases en el proceso de selección. Si bien ya hemos comentado varios consejos para triunfar en tu próxima entrevista de trabajo, hoy vamos a contarte los errores más comunes

 

¿Te han concedido una entrevista de trabajo? Lo primero, ¡enhorabuena! Esta es la oportunidad perfecta de poner en valor todas tus capacidades, aptitudes, talento y todo lo que has ido aprendido a lo largo de tu experiencia laboral. Es el momento idóneo para darte a conocer, defender tu Currículum Vitae, y que las empresas conozcan todo lo que tienes para aportar a su equipo. Ya te hemos contado todo lo que debes de hacer en una entrevista de trabajo, y lo puedes leer aquí (enlazar a artículo “10 consejos para tu próxima entrevista de trabajo”). En esta ocasión te contamos todo lo que, por el contrario, deberás de evitar en todas tus entrevistas de trabajo.

Qué debes evitar en una entrevista de trabajo

  1. No prepararte la entrevista de trabajo.

    Lo sabemos, suena obvio, pero ocurre más de lo que te imaginas. Cuando te llaman para una entrevista de trabajo, es indispensable que vayas preparado. Aunque no sepas qué te van a preguntar exactamente y con qué te vas a encontrar en la entrevista, sí puedes investigar sobre la empresa, su historia y recorrido y sobre las posibles tareas que desempeñarías en el puesto al que estás optando. Siempre puedes improvisar un poco con tus respuestas y preguntas que quieras hacer, pero procura llevarte la entrevista lo más preparada posible.

  2. Falta de honestidad.

    No podemos hacer más énfasis en la importancia que tiene mostrarte tal cual como eres. No mientas sobre tu experiencia laboral ni sobre tus aptitudes. Puedes pensar que ellos no sabrán cuándo estás mintiendo y cuándo estás diciendo la verdad, pero piensa que ellos se dedican a conocer y entrevistar a gente, así que seguramente sí se den cuenta cuando un candidato está mintiendo o diciendo medias verdades. Sé honesto, que, si te contratan, sea porque les has gustado tal y como eres.

  3. Hablar mal de tus trabajos, compañeros y jefes anteriores.

    La educación y la discreción deben estar presente a lo largo de toda la entrevista de trabajo. Si has tenido alguna mala experiencia en tu trabajo o trabajos antiguos, no lo cuentes. Por un lado, ninguna empresa querrá tener a alguien que vaya por ahí contando sus malas experiencias, y por el otro lado, nunca sabes las vueltas que da la vida, y si tus jefes potenciales conocen o incluso son amigos de tus jefes o compañeros de trabajo antiguo (¡especialmente si son empresas del mismo sector y en la misma ciudad!). ¡Consejo extra! Intenta centrarte en las cosas positivas que sacaste de tus trabajos anteriores y evita poner el foco en el lado negativo de tu experiencia.

  4. Falta de entusiasmo y arrogancia.

    Si has tenido malas experiencias previamente, como te hemos comentado, este no es el momento de contarlas ni de demostrar tu desánimo. ¡Esta es una nueva oportunidad y tienes que tomarla con positivismo y con muchas ganas! De igual forma, si a la mitad de la entrevista te das cuenta de que lo que te están contando no es lo que esperabas ni lo que buscabas, evita demostrar tu desinterés y pesimismo. En una entrevista de trabajo hay que mantener profesionalismo y la buena educación en todo momento. Espera a que concluya la entrevista y manifiesta tus impresiones con mucho respeto y de una forma educada, y lo más importante, no te cierres ninguna puerta.

  5. Hablar de dinero.

    Sí, estás en un proceso de selección y como es normal, te interesa saber todo lo relacionado al tema del dinero, pero la entrevista de trabajo no es el momento, y menos si es la primera entrevista. Evita hacer preguntas relacionadas a la remuneración y céntrate en vender bien tu marca personal y el valor añadido que puedes aportar a la empresa. Si les has gustado como futuro trabajador, y sigues en el proceso de selección, llegará el momento en el que ellos sacarán este tema y tendrás la oportunidad de preguntar o negociar. Normalmente, este tema sale en la última fase del proceso de selección, que es cuando, si te llaman, es que la empresa quiere contar contigo y ya ha tomado la decisión de ofrecerte el puesto de trabajo.

 Otras cosas que debes evitar en una entrevista de trabajo

  1. Impuntualidad. Asegúrate de llegar puntual a tu entrevista de trabajo, ya que llegar tarde hará que des una mala imagen a la persona encargada en entrevistarte. Es parte de la entrevista saber cuánto tiempo tardas en llegar desde tu casa y llegar incluso hasta diez minutos antes.
  2. No llevar tu Currículum. Aunque el reclutador ya se haya leído tu currículum, asegúrate de llevarlo a la entrevista. Esto demostrará que eres una persona orientada a los detalles y es una buena forma de aprovechar para destacar puntos importantes de tu experiencia profesional.
  3. Demostrar tus nervios. Es normal que estés nervioso y que la situación te genere cierta ansiedad, pero es importante no manifestarla por medio de piernas inquietas, morderte las uñas, jugar con el bolígrafo, etc. Aunque pienses que nadie se da cuenta, el entrevistador podrá ver que estás muy nervioso, y sin darse cuenta nadie, esto también generará distracción en la entrevista por ambas partes.

Como puedes ver, para tener una entrevista de trabajo exitosa es importante ser consciente de tu estado de ánimo y tener el control de tus nervios, de cómo te comportas, y de pequeños detalles que pueden hacer grandes diferencias.

 

Contenido elaborado por «Ontwice»

 

 

Compartir: