Edad de jubilación en España

Qué es la jubilación y cómo puedes conseguirla

Compartir:

Si como casi todos los trabajadores, tu sueño también es tener jubilación que te garantice calidad de vida  y comodidad, te contamos las posibilidades que tienes de conseguirla de forma anticipada y todo lo que esto implica.

Después de una vida profesional intensa y de tantos años trabajando, es natural que, como trabajador, estés soñando con tener la garantía de una jubilación que te permita vivir cómodo, tranquilo y sobre todo despreocupado por tus finanzas. ¿Qué pasa cuando, por alguna situación de la vida, o varias, te ves obligado a tener que jubilarte de forma anticipada? ¡Te lo contamos!

¿Qué es la jubilación anticipada?

La jubilación anticipada es una alternativa ofrecida por la Seguridad Social para que, ciertas personas, y siempre cumpliendo unos requisitos específicos, puedan disfrutar de su pensión de jubilación hasta dos años antes del tiempo originalmente estipulado para jubilarse. De esta forma, con una jubilación anticipada podrás disfrutar de un ingreso pasivo durante el resto de tu vida.

Hoy en día, este sueño parece complicarse gracias a las reformas del sistema de pensiones actual que exigen retrasar la edad de jubilación  cada vez más. El año pasado, la edad de jubilación estaba en los 65 años y 6 meses para todas aquellas personas que habían cotizado menos de 36 años y 6 meses. Todo apunta a que la tendencia seguirá siendo la de alargar la vida laboral de los trabajadores.

Para las situaciones de alguna enfermedad grave, o las propias ganas de empezar a disfrutar de esta nueva etapa, la jubilación anticipada es una buena opción.

Eso sí, tienes que ser consciente que, solicitando la jubilación anticipada, independientemente de la causa, deberás de renunciar a parte del porcentaje de lo que te correspondería con la jubilación íntegra

¡Sigue leyendo para descubrir los diferentes tipos de jubilación anticipada!

Jubilación anticipada voluntaria, involuntaria y otros tipos

Normalmente, la jubilación anticipada puede darse de dos formas: de forma voluntaria o de forma forzosa o involuntaria. Adicionalmente, existen otras formas o tipos de jubilación anticipada, como puede ser por sufrir de alguna discapacidad.

La jubilación anticipada voluntaria se produce cuando tú, como trabajador, decides jubilarte antes de tiempo, siempre respetando los dos años como límite, y siempre de forma voluntaria. Es importante destacar que cuando la jubilación anticipada es voluntaria, se aplica un coeficiente reductor, que básicamente significa que renuncias a un porcentaje de tu prestación por cada trimestre que se haya adelantado la jubilación.

En el otro lado, se encuentra la jubilación anticipada forzosa, que ocurre cuando no es el trabajador el que decide jubilarse antes de tiempo, sino la empresa en la que está contratado. Los motivos por los que se da la jubilación anticipada forzosa varían, pero no excluyen las siguientes causas: muerte del trabajador, que tenga una incapacidad que le imposibilite realizar su trabajo, por despido, e incluso por ser víctima de violencia de género. En el caso de la jubilación anticipada forzosa también se aplica el coeficiente reductor por cada trimestre que se haya adelantado.

Adicionalmente, hay otros tipos de jubilación anticipada y que se pueden llegar a dar por diferentes causas. Si como trabajador, has desarrollado tu actividad profesional en lo que se conoce como un trabajo penoso, o un trabajo considerado peligroso o tóxico, también tienes derecho a jubilarte anticipadamente. Dentro de estos trabajos encontramos a los mineros, bomberos y trabajadores ferroviarios, entre otros.

Requisitos para la jubilación anticipada

Como ya te hemos tratado previamente, hay varios tipos de jubilaciones anticipadas, y aunque las podemos categorizar entre voluntaria y no voluntarias, los requisitos para disfrutar de la jubilación varían dependiendo del caso. No obstante, dentro los requisitos para la jubilación anticipada nos encontramos los siguientes: Solamente se podrá producir dos años antes de la edad ordinaria de cese de la actividad laboral, tendrás que estar dado de alta en la Seguridad Social, y haber cotizado por lo menos 36 años, hasta 33 en la jubilación anticipada forzosa. No dudes en ampliar toda la información sobre los requisitos dependiendo de tu caso.

¿Te compensa solicitar la jubilación anticipada?

No hay una respuesta correcta o incorrecta a esta pregunta, ya que dependerá completamente de tu situación y el momento en el que te encuentres al momento de valorar esta opción. Deberás de tener en cuenta que, si solicitas la jubilación anticipada, esta sufrirá un recorte significativo por cada trimestre que se haya adelantado.

De esta forma, tú mismo deberás de tomar la decisión una vez hayas calculado la cantidad de dinero a devengar y valores si es suficiente para vivir durante el resto de tu vida o no. Si te ves obligado a jubilarte anticipadamente y de una forma involuntaria, conocer a la perfección los coeficientes reductores que afectarán tu jubilación anticipada te ayudará a evitar sorpresas desagradables y a finalmente, poder vivir la vida que has soñado.

 

 

Contenido elaborado por «Ontwice»

Compartir: