Tipos de préstamo

Tipos de préstamos y cómo beneficiarse de ellos

Compartir:

El mercado crediticio ofrece en la actualidad distintos tipos de préstamos de los que puedes beneficiarte en diferentes situaciones de tu vida. No tienes más que hacer un repaso al listado de la oferta existente en las entidades bancarias para comprobar si alguno de estos productos se adapta a la necesidad que puedas tener en el momento presente. O, tal vez, en el futuro.

A continuación te damos algunas claves para elegir y te mostraremos las ventajas que lleva aparejadas cada uno de ellos. Presta atención y decántate por el préstamo que más te convenga.

Préstamo personal

Es aquel al que puedes recurrir cuando necesitas una determinada cantidad de dinero, pero sin ligarse a un fin concreto, como pudiera ser la compra de una vivienda o de un vehículo. Se trataría, por ejemplo, de aquel al que recurres para poder hacerte con un ordenador, abonar la matrícula de un curso de formación o financiarte un viaje, sea de trabajo o de placer.

Puedes disponer de la cuantía que precisas también mediante los denominados préstamos personales online. Estos se caracterizan por la rapidez con la que se conceden y la sencillez en cuanto a su tramitación, pero habrás de prestar especial atención a sus costes.

¿Cuáles son sus ventajas?

Tendrás ocasión de disponer de la cantidad de dinero que precisas de manera casi inmediata y sin necesidad de recurrir a un procedimiento más complicado, como el que se abre en el caso de un préstamo hipotecario.

A pesar de que el tipo de interés es más alto que en este último caso, su devolución se lleva a cabo en un periodo de tiempo mucho más breve, de algunos meses. Otra de sus ventajas es la derivada de poder negociar el plazo por anticipado. No necesitas avales ni comprometer ninguna propiedad para obtenerlo.

Préstamo para la compra de un automóvil

Si estás pensando en comprar tu primer coche o renovar el que ya tienes, este es tu préstamo. Podrás obtenerlo a través de tu entidad bancaria e, incluso, en el concesionario o el establecimiento de venta de automóviles. Esta práctica, conocida como pago a plazos con intereses, es cada vez más habitual.

¿Conoces sus beneficios?

Para empezar, este tipo de préstamo destaca por su flexibilidad, ya que además de la cantidad —el precio de compra del vehículo—, tienes la oportunidad de elegir la cuota que deseas abonar mensualmente. Y no es su única ventaja. Dispones, asimismo, de capacidad para establecer el plazo de tiempo en el que habrá de completarse la devolución, que puede ser de varios años.

Recurrir a una entidad bancaria en lugar de a la financiación ofrecida por el concesionario puede tener otras ventajas. Estas pueden ser la transparencia y la posibilidad de disponer de un asesoramiento profesional para dar con el producto que mejor se adapte a tus circunstancias.

Préstamo hipotecario

Es el ligado a la compra de una vivienda, a su construcción o a la remodelación de la que ya se tiene. A diferencia de los anteriores préstamos, la cuantía que solicitarás en este caso es considerable, así como el plazo que se contempla para la devolución de esta y sus intereses.

Cuando la solicites deberás acreditar, por lo general, que tienes una nómina fija o avales. También deberás tener un dinero ahorrado porque normalmente cubre el 80% del valor de la hipoteca. La vivienda en cuestión será la garantía. Tendrás la oportunidad de elegir aquella hipoteca que más pueda convenirte, con interés fijo, variable o mixto, así como diferentes características.

¿Qué ventajas presenta?

Gracias a este tipo de préstamo podrás hacerte con una casa, algo impensable siempre y cuando no tuvieras ahorrada la totalidad de dinero por la que esta saliera al mercado. Y, si eres joven, las posibilidades de disponer de esa cantidad son mínimas.

Otra de sus ventajas es la posibilidad de fijar las cuotas que deseas abonar, tanto su número como el importe correspondiente.

Préstamo BEI Eficiencia Energética

Es el que tiene como único fin el conseguir financiación para acometer aquellas actuaciones necesarias para mejorar la eficiencia energética de tu vivienda. Se concede en colaboración con el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y la Comisión Europea. Pueden acceder igualmente a este tipo de préstamo las pymes.

Es una novedad en el sector que, esperemos por el bien del medio ambiente, se mantenga mucho tiempo. ¡Al fin y al cabo, el dinero electrónico también lo fue y hoy en día resulta una realidad de lo más cotidiana!

¿De qué ventajas se dota?

La flexibilidad es una de sus principales claves, pues no en vano te permite completar la devolución del préstamo en varios años; en concreto, su vigencia puede oscilar entre los tres y los ocho años. Además, puedes solicitar hasta 100.000 euros para llevar a cabo tu plan de reformas.

Préstamo anticipo nómina

Si tienes que hacer frente a un pago inesperado y no sabes cómo afrontarlo, el préstamo anticipo nómina puede ayudarte a resolver esa situación. Consiste, como su propio nombre ya avanza, en solicitar un adelanto de tu nómina. De una o de más de una, según contemple tu entidad bancaria y la necesidad económica que tengas en el momento.

¿Cuáles son los beneficios que comporta?

Es un modo sencillo de solucionar una situación que puede producirte no pocos quebraderos de cabeza. Entre sus ventajas destacan la comodidad y la flexibilidad. Comodidad porque eres tú quien decide a qué cantidad asciende la cuota que deberás abonar mensualmente; y flexibilidad porque dispones de varios meses para realizar su devolución.

Sus condiciones suelen ser más ventajosas que las que acompañan a los préstamos personales, al tiempo que su tramitación resulta muy sencilla.

Algunas recomendaciones antes de solicitar un préstamo

Antes de que te acerques a tu entidad bancaria para solicitar cualquiera de los préstamos que te hemos mostrado, es importante que recurras a un simulador. No tienes más que visitar su página web para acceder a cualquiera de estas propuestas:

  • Simuladores de préstamos personales.
  • Simuladores de préstamos para coches.
  • Simuladores de préstamos de reforma de vivienda.

Ahora que ya conoces los tipos de préstamos de los que dispones, no tienes más que elegir el que necesites.

 

 

Contenido elaborado por «Ontwice»

Compartir: