Reformar el salón

7 Trucos para reformar tu salón ¡Sin obras!

Compartir:

Cómo conseguir una reforma de salón sin obras ¿Crees que no es posible?

¿Es hora de hacer reformas? Por normal general tendemos a asociar este término con obras. Pero realmente son conceptos distintos que no tienen por qué ir de la mano. Cuando pensamos en obras parece que el mundo se nos viene encima: ruido, polvo, días sin descanso… además, la falta de tiempo o el miedo a no disponer del dinero suficiente para hacer frente a los costes, influyen en nuestra toma decisión.

Muchas familias empiezan sus reformas por el salón, y no es de extrañar, porque es uno de los rincones más importantes de la casa. Es el corazón de un hogar, donde tiene lugar la mayor parte de la vida social de tu familia. Es tu espacio de tranquilidad, donde te acuestas para leer, para ver la televisión o para disfrutar de juegos en familia. También es la estancia donde acomodas a los invitados, la primera o única habitación de la casa que verán y de la que obtendrán mucha información acerca de quién eres. Por eso el salón tiene que estar tal y como lo deseas.

En el caso de que tu hogar necesite una reforma total, el salón puede ser el primer espacio por dónde empezar. Existe la posibilidad de que una reforma en el salón aporte a tu casa justo el cambio que necesitas: Los espacios abiertos (“open space”). Un salón que integre el comedor y la cocina tiende a ser una opción muy habitual para darle un aspecto renovado a toda tu casa.

Antiguamente se aislaban estas dos estancias de la casa, cuando en realidad sus funciones se integran perfectamente como una sola unidad. Y es que los espacios abiertos consiguen que tu hogar aporte la sensación de mayor amplitud.

Trucos para la reforma de tu salón

¡Que no cunda el pánica! Una reforma no siempre implica obras, es posible que con pequeñas remodelaciones en el salón de tu casa puedas conseguir grandes mejoras en el hogar. A continuación, te detallamos los trucos que puedes tener en cuenta para renovar el estilo de tu salón sin tener que sufrir las consecuencias de una obra.

  • Agrandar el salón: Los espacios abiertos están de moda, te permitirá disfrutar de un salón mucho más amplio y luminoso. Pero claramente, para que puedas adoptar este concepto necesitarás una obra, ¿Cómo puedes agrandar el salón sin tirar paredes? Muy sencillo, aunque suene contradictorio, los muebles pequeños empequeñecen la habitación, mientras que los muebles grandes consiguen todo lo contrario. El truco es que despejes el salón lo máximo posible, incorpores muebles a medida de pared a pared o de techo a suelo, y muy importante, con el mismo tono de la pared. De esta forma habrás conseguido que el salón respire un aire más fresco y amplio. Otro truco es evitar los muebles cerca de las ventanas, de esta forma ganarás más luz natural.
  • La distribución: Cuando empieces a decorar, antes de ponerte con los detalles, es importante que empieces con los muebles grandes. Recuerda que los muebles pequeños harán que tu salón pierda amplitud. Por este motivo debes de colocar antes las piezas grandes: el sofá, la mesa del centro, el mueble de la televisión… ten en cuenta la ubicación de las ventanas y los radiadores. Una vez hayas colocado los muebles esenciales, ya es hora de darle un toque más personal eligiendo los complementos.
  • Juega con las telas: La tapicería de lino y algodón son las estrellas a la hora de decorar tu salón. Son cálidas en invierno y frescas en verano. Procura elegir dos colores, principalmente el blanco para aportar más luz y sensación de amplitud, y con el color secundario decora todas las piezas del sofá.
  • Suelos claros: Como venimos diciendo, los tonos blancos pueden ser tu “as bajo la manga”. Es el mejor truco para que aproveches toda la luz natural que entra y así crear una mayor sensación de amplitud en el salón. Siendo parquet, baldosa, microcemento o alfombra, un suelo claro siempre amplía el espacio.
  • Agranda las ventanas: ¿Las ventanas de tu salón son pequeñas? Las ventanas pueden dar más o menos sensación de amplitud a tu salón. Cambiarlas puede ser una opción muy costosa, por esta razón los decoradores utilizan pequeños trucos para conseguir el mismo efecto. En este caso, la barra de la cortina tiene que ser más larga que la ventana ¡Así de fácil!
  • Refleja la luz: Las superficies metálicas y los complementos de cristal pueden ser una buena opción para ampliar la luz en el salón.
  • Luces indirectas: Una buena iluminación es esencial para el bienestar y una decoración de profesional. No te conformes con la luz del techo, las luces indirectas pueden ayudar a crear un salón más cálido y sin zonas oscuras. Procura que no quede ningún rincón sin iluminar: Una lámpara de pie, una lámpara de mesa o de lectura, pueden darle al salón el toque que necesitas.

¿Cuánto puede costar la reforma de tu salón?

Hay casos en los que la obra es inevitable, ya sea porque la familia ha aumentado o porque simplemente necesitas un cambio en tu vida. Para no excederte en el coste y no verte en apuros, es necesario tener muy claro cuáles son tus necesidades y cómo pueden solventarse. ¿Es suficiente una mano de pintura o también quieres cambiar los muebles?

Una vez sepas los cambios que quieres llevar acabo en tu salón, es hora de ponerse manos a la obra. El coste puede depender de varios factores, pero a continuación verás una estimación de lo que podría costar tu próxima reforma.

  • Distribución del espacio: Si en el caso de optar por el concepto “open space” para poder integrar el salón con la cocina, es necesario la demolición de paredes, y por tanto el cambio de la estructura. El coste de este tipo de obras varía dependiendo del trabajo a realizar. Su coste sería de aproximadamente de 1.000€.
  • Cambiar el suelo: Si necesitas cambiar por completo el suelo del salón, su precio varía en función de los materiales que utilices. No es lo mismo un suelo de madera que un suelo sintético. Su coste rondaría los 1.000€.
  • Iluminación: Clave en cualquier salón acogedor. Para poder aportar calidez a tu nuevo salón, la iluminación juega un papel muy importante. Antes de tomar una decisión, hay que tener en cuenta la cantidad de luz natural que conseguirás gracias al concepto “open space”. En cualquier caso, estimamos un coste de 700€.
  • Mobiliario: Siempre hay cosas que puedes aprovechar o renovar con una capa de pintura. Pero si tu intención es cambiar absolutamente todos los muebles del salón, tal vez aquí es donde se concentre la mayor parte del gasto, que se aproximaría a los 2.000€.

Tu reforma de salón podría sumar aproximadamente un total de 4.700€. El salón es el espacio más importante de la casa, es donde pasas más tiempo, la habitación que todos tus invitados conocerán sí o sí. Cenas, comidas informales, copas, juegos… todo tiene lugar en el salón. No cometas el error de pensar que toda reforma supone una obra, recuerda todos los trucos y consigue un cambio drástico con poco esfuerzo ¿necesitas una reforma?

 

Contenido elaborado por «Ontwice»

Compartir: