Ahorrar en aire acondicionado

Cómo ahorrar en los costes del aire acondicionado

Compartir:

Ha llegado el buen tiempo y el uso del aire acondicionado se incrementa. ¿Te resulta imposible vivir sin aire acondicionado? Te comentamos todo lo que implica su uso y cómo hacer para que tu factura de electricidad no afecte tu bolsillo este verano.

Por el cambio de temperatura, la calefacción pierde protagonismo frente al aire acondicionado. El uso de este aparato durante el verano hace que se incrementen los gastos en los suministros básicos del hogar. Si se consume de forma eficiente y responsable, puede que el precio por kilovatio al día no sobrepase los 35 euros. Es cierto que en verano ponemos como prioridad nuestro bienestar más que el precio a pagar en la factura de fin de mes, pero si tomas en cuenta simples consejos podrás ahorrar más de lo que crees.

Tener un aire acondicionado eficiente hará que tu consumo sea más responsable en las horas en las que el calor se hace más incómodo y así evitar gastos innecesarios. Por lo tanto, toma nota de los siguientes consejos para que tu factura no sobrepase tu presupuesto.

¿Cuánto puede consumir el uso del aire acondicionado?

Lo primero que debes ver al comprar un aire acondicionado es la potencia eléctrica que este debe tener. La potencia de cada aparato varía según el modelo, si cuenta con 2.200 kilovatios (2,20kW por hora), significa que el sistema estará enfriando a plena potencia por cada hora de uso al día, y su consumo será de 2.200W/h. Según las tarifas de electricidad, el promedio para este año es de 0.16 euros el kW. Se debe multiplicar las horas de uso del aire acondicionado por la cifra del plan de consumición, y así podrás estimar tu gasto medio. Al saber estos datos, podrás tener una visión más clara del gasto por uso y así tener mayor seguridad al momento de cancelar la factura.

Existen compañías de electricidad que ofrecen a sus clientes un plan denominado ‘‘discriminación horaria’’. Está condición te permitirá establecer dos o tres periodos distintos donde el precio por cada kW/h consumido, es distinto. Esta tarifa está creada para todas aquellas personas que su consumo más frecuente es durante las horas nocturnas ya que, por sus tareas diarias, no se encuentran en la vivienda durante el día.

Por lo tanto, te detallamos una serie de consejos para que este verano puedas disfrutar del aire acondicionado sin preocupaciones.

4 consejos para que puedas ahorrar en los costes del aire acondicionado

Estar a gusto en casa nunca ha sido tan cómodo desde que instalamos un aire acondicionado. Cuando suben las temperaturas este aparato te permitirá no sufrir golpes de calor y mantener una temperatura ideal en tu hogar, pero no controlar su consumo, puede repercutir tanto en tu salud como en tu bolsillo.

Es por eso que, elaboramos una serie de consejos que debes tomar en cuenta para ahorrar en los costes por el uso del aire acondicionado.

  • Un aire acondicionado energéticamente eficiente: Al comprar un electrodoméstico, deberás percatarte de la etiqueta identificadora que poseen, ya que te permitirá conocer el grado de eficiencia eléctrica que tiene el aparato. Dicha etiqueta presenta las clases energéticas desde la letra A hasta la G. Los más eficientes son de la A a la C, acompañada del color verde y del signo ‘‘+’’. Cuando el aire acondicionado muestra tres signos positivos, supone que su ahorro en el consumo de energía es de un 40%. Por ello, ¿crees que compensa comprar un aire acondicionado barato?, no te quedes con la duda.
  • Sin contacto de los rayos solares: Cuando un equipo está instalado en una zona de alta exposición solar, es probable que afecte en su funcionamiento.  El continuo contacto con calor hace que el aire acondicionado retrabaje y maximice su funcionamiento incrementando la potencia. Esto quiere decir, que el consumo de energía será mayor
  • Programa las opciones del aire acondicionado para un uso eficiente: Al instalar el aire acondicionado, deberás fijar la temperatura que este tendrá y mantener un uso eficiente, pero ¿cómo lo hacemos? Debes calcular la diferencia de temperatura que hay en el exterior entre la interna, la cual debe ser de 12 grados. Al establecerlo en un grado diferente, esta acción hará que consumas más energía, lo que, a su vez, se verá reflejado en tu factura mensual. Así mismo, hoy en día los aires acondicionados cuentan con una opción denominada ‘‘Modo Eco’’, el cual hace que el aparato funcione de una manera más eficiente y ahorra en su consumo de energía por sí solo.
  • Regularidad en el mantenimiento del aire acondicionado: Cada cierto tiempo es recomendable realizar el mantenimiento del aire acondicionado para su correcto funcionamiento. Limpiar los filtros de aire y quitarle el polvo acumulado en el aparato hace que su funcionamiento sea más eficiente y no se vea forzado para poder enfriar.

“Un aire acondicionado eficiente hará que tu consumo sea más responsable y que ahorres en la factura”

Son muchas las opciones que tenemos al alcance de la mano para combatir el calor. Es cierto que cuando llegan las altas temperaturas, solo buscamos estar a gusto y poder seguir con la vida diaria de la forma más cómoda, pero, si realizas pequeñas modificaciones en tu rutina y aplicas algunos trucos en tu hogar, podrás combatir los días más calurosos del año de una mejor forma. Por lo tanto, planteamos una serie de trucos extras que te harán llevar de mejor manera esta época.

¿Qué hacer para combatir el calor sin usar el aire acondicionado y ahorrar en la factura?

  • Cierra las ventanas en las horas más intensas: En las horas donde el sol pega más fuerte y el calor se intensifica, evita abrir las ventanas y cierra las persianas para impedir que tu hogar se caliente.
  • Ventiladores como otra opción: Los ventiladores son una opción más cómoda y económica para refrescar tu hogar. En los días que el calor no es tan intenso, podrás usar el ventilador en vez del aire acondicionado para mejorar la temperatura ya que el funcionamiento de estos aparatos consume menos energía y te ayudarán a combatir los gastos de electricidad.
  • Evitar comidas calientes: Uno de los consejos que desde pequeños hemos puesto en práctica es evitar las comidas calientes cuando el exterior está a más de 30 grados. Cuando en verano el calor llega a sus máximas temperaturas, es recomendable ingerir alimentos fríos y estar bien hidratado para mantener la temperatura corporal.
  • Dúchate con agua templada: Al tomar una ducha, es recomendable abrir el grifo en agua templada ya que, si nos duchamos con agua fría, nuestro cuerpo hará un esfuerzo mayor para recuperar el calor y tendremos nuevamente la sensación anterior.
  • Extractor de cocina para disminuir el calor: Una buena opción cuando en nuestro hogar aumenta la temperatura, es usar el extractor de la cocina antes de encender el aire acondicionado. Esto permitirá que parte del calor disminuya y evitará que el aire consuma más energía para tratar de adaptarse al cambio de temperatura.

Aplica estos simples consejos este verano y podrás notar la diferencia a fin de mes.

 

Contenido elaborado por «Ontwice»

Compartir: