Contaminar menos

¿Cómo contaminar menos con tus electrodomésticos?

Compartir:

Tanto el cuidado de nuestro planeta como el uso eficiente de los electrodomésticos en tu hogar está en tus manos, y es fácil si sabes cómo hacerlo. ¡Te contamos cómo contaminar menos  mientras sigues haciendo una vida normal en casa!

Cada vez son más los fabricantes y las empresas que optan por sacar al mercado productos más sostenibles y eficientes sin comprometer su calidad y funcionalidad. Pero eso es solamente el primer paso hacia un mundo más verde y ecológico. Al igual que cada vez somos más conscientes de la importancia de reciclar, como cliente y usuario de electrodomésticos, tú también tienes el deber de usarlos de una forma responsable y tienes el compromiso de velar por el bien de tu hogar y de nuestro planeta que también es nuestro hogar. Hoy en día no es difícil encontrar electrodomésticos eficientes y que contaminen menos, pero hay más cosas que puedes hacer desde la comodidad de tu hogar para ahorrar en tus facturas, para contaminar menos y para que entre todos, podamos tener un mundo más sostenible.

¿Cuáles son los electrodomésticos que más contaminan?

Después de un estudio llevado a cabo por algunas compañías energéticas en varios países del mundo, se concluyó que cada día que usamos nuestros electrodomésticos, contaminamos el medioambiente. En parte, esto se debe al carbono, material usado en la fabricación de electrodomésticos y también uno de los mayores contaminantes. A su vez, y ya en tu hogar, cada electrodoméstico exige una cantidad de energía para su funcionamiento y sin darnos cuenta, al día, todos tus aparatos consumen una cantidad desmesurada de kilovatios.

Si bien es cierto que todos tus electrodomésticos consumen mucha electricidad, hay unos que consumen y contaminan mucho más que otros. ¿Tienes idea de cuáles son estos electrodomésticos? En primer lugar, nos encontramos con todos aquellos electrodomésticos que producen frío, como son los frigoríficos y congeladores, así como equipos de aire acondicionado. Esto se debe a un gas refrigerante que nos ofrece frío y confort, pero resulta muy dañino para el medioambiente. En segundo lugar, están los electrodomésticos que usas en tu día a día como son televisiones, ordenadores y lámparas, y en tercer lugar el resto de los electrodomésticos que no quizás no usas en tu vida diaria pero que, con su uso, también contaminan.

Sin darnos cuenta, los electrodomésticos de nuestro hogar consumen una cantidad desmesurada de kilovatios al día.

 Lo que puedes hacer para que tus electrodomésticos contaminen menos

Como ya te hemos contado, por su propia naturaleza, hay algunos electrodomésticos que contaminan más que otros, pero además de esto, hay varias cosas que puedes incorporar en tu rutina para conseguir que, en conjunto, tus electrodomésticos contaminen menos.

Como primer consejo, te recomendamos que, si necesitas comprar electrodomésticos nuevos o necesitas reemplazar alguno, optes siempre por electrodomésticos de tipo A, ya que son los más eficientes y los más económicos. Esta clasificación va de la A a la F, lo menos eficiente. En cuanto a frigoríficos se refiere, es posible encontrar uno aún más ecológico con la etiqueta A++. De esta forma, y siempre que hagas un uso responsable de tus electrodomésticos, estarás contaminando menos. A su vez, estarás ahorrando dinero, ya que, al ser más eficientes, necesitan menos energía para rendir. ¿Sucede lo mismo con los electrodomésticos baratos?

Para contaminar menos con tus electrodomésticos, también es importante que desenchufes todos aquellos aparatos que no estés o no vayas a usar. Nos referimos a la televisión, la tostadora, los ventiladores, etc., ya que estos electrodomésticos siguen consumiendo energía incluso cuando no se están usando, gracias a su modo stand by. Este gasto se traduce al 15% de su consumo total y entre todos los aparatos, este gasto puede llegar hasta el 10% de la factura.

Extendemos este mismo consejo a las luces y lámparas. Recuerda apagarlas cuando no las estés usando y cuando no sea necesario. ¡Y hablando de luces! Te aconsejamos cambiar tus bombillas por unas de bajo consumo para ahorrar dinero y contaminar menos. Como dato curioso, deberías de saber que el mismo consumo de una bombilla normal y una de bajo consumo se traduce en un ahorro de 60€ anuales. ¡Imagínate este ahorro con todas las bombillas de tu casa!

Si hablamos de contaminar menos con tus electrodomésticos, no podemos dejar de lado el mantenimiento que debes darles, especialmente a aquellos como los aires acondicionados. Con el tiempo y el uso, estos van acumulando polvo y suciedad, por lo que necesitan más energía para enfriar, y, por lo tanto, terminas contaminando y gastando más. En esta misma línea, es importante que acompañes este mantenimiento de un buen acondicionamiento de puertas y ventanas, ya que así estarás gastando y contaminando menos.

¿Sabías que, si tu propósito es contaminar menos, puedes hacerlo también por medio de la lavadora? Te aconsejamos que, en primer lugar, nunca pongas la lavadora si no está llena y, en segundo lugar, que procures siempre lavar la ropa con agua fría, ya que te permitirá ahorrar hasta un 80% de la energía. No olvides que el agua es otro bien preciado que solemos malgastar con mucha facilidad, conocer las formas de ahorrar agua en tu hogar es clave para aportar un grano más para cuidar nuestro hogar.

Como puedes ver, es posible hacer una vida normal, usar todos tus electrodomésticos, y contaminar menos. La clave está en optar por electrodomésticos eficientes y, sobre todo, en hacer un uso responsable de ellos. Aún con los aparatos más eficientes del mercado, si no haces un uso responsable de ellos, no estarás cumpliendo tu objetivo de contaminar menos.

 

Contenido elaborado por «Ontwice»

Compartir: