Cómo reciclar y ahorrar

Cómo reciclar y ahorrar al mismo tiempo

Compartir:

¿Sabías que reciclar puede ser sinónimo de ahorrar? ¡Te damos los mejores trucos para reciclar y ahorrar al mismo tiempo!

Una cosa está clara: Hoy más que nunca necesitamos pensar en nuestro planeta. Es evidente que la actividad humana ha cambiado y sigue cambiando la naturaleza de La Tierra, y la realidad es que si todos, desde nuestra propia actividad y hogar hiciéramos algo al respecto, podríamos mejorar esta situación. Además, que no pase desapercibido el ahorro que puede suponer el reciclaje en casa. ¡Te damos los mejores consejos para que puedas reciclar y ahorrar al mismo tiempo casi sin darte cuenta!

Consejos para reciclar y ahorrar al mismo tiempo

Reciclar es una costumbre buena y fácil de adoptar que puedes incorporar a tu rutina diaria sin mayor esfuerzo y con un impacto positivo, tanto en el planeta, como en tu hogar y en tu economía personal.

  1. Es importante reducir antes que reciclar.

    Si reciclar supone un ahorro, imagínate si antes de reciclar reduces la cantidad de objetos que tienes y/o compras. De esta forma, si estás dispuesto a empezar a reciclar y ahorrar al mismo tiempo, el primer paso será reducir. Antes de comprar, piensa en lo que realmente necesitas y si puedes prescindir de ciertas cosas.

  2. Recicla papel 

    No decimos que vuelva a usar una servilleta dos veces, pero sí que partas las servilletas en pedazos más pequeños, y de una misma, poder hacer dos o tres. A la hora de escribir o imprimir, haz uso del papel por ambas caras, usa todos los espacios que puedas y usa solo aquellos folios que realmente necesitas.

  3. Recicla en la cocina

    Hay una serie de alimentos a los que, después de un primer uso, puedes dar una segunda vida. El aceite usado, por ejemplo, te puede servir para hacer jabón; por su lado, el vinagre, además de aliñar tus ensaladas favoritas, es bueno para desatascar tuberías e incluso para acabar con las hormigas.

  1. Recicla tu ropa 

    ¿Cuánta ropa tienes en tu armario que ya no usas y que incluso ya no te queda? Aprovecha el cambio de estación y de armario para deshacerte de toda aquella ropa a la que ya no vas a dar más uso y mira cómo puedes reciclarla y ahorrar dinero al mismo tiempo:

  • Olvídate de comprar trapos o bayetas para la limpieza de casa y usa camisas, ropa interior y vestidos que ya no vaya a usar como trapos.
  • Esos calcetines viejos que se han roto y que la lavadora ha destrozado con el paso del tiempo, úsalos como juguetes improvisados para tus mascotas. ¡A los gatos y perros les encanta!
  • Coge todas aquellas cremalleras y botones de toda la ropa que ya no vayas a usar o vayas a reciclar y guárdalos. Nunca sabes cuándo vas a necesitar una cremallera o un botón para arreglar alguna prenda.
  • Si buscas una forma sencilla y efectiva de limpiar tus zapatos, aprovecha los forros polares o prendas de lana.
  1. Recicla cuando vayas al supermercado

    Puedes optar por comprar productos frescos y al peso y así evitar envases de más, que posiblemente termines tirando una vez consumas los alimentos. Por otro lado, también puedes llevar tus propias bolsas de plástico o tela desde casa, así evitarás comprar más bolsas al momento de pagar, e irás al super siendo consciente del espacio con el que cuentas para tu compra, por lo que seguramente compres menos.

  2. Olvídate del agua embotellada 

    Las estadísticas dicen que solamente una de cada cinco botellas de plástico se recicla. Este dato alarmante confirma que consumimos agua en botella de una forma injustificada, ya que gastamos más y afectamos a nuestro planeta de manera directa. Te recomendamos que bebas agua del grifo, ya que prácticamente en toda España es de potable y de calidad, salvo en ocasiones especiales en las que sea necesario que bebas agua embotellada.

  3. Recicla con el sentido común

    Es inevitable que hablemos de reciclar y ahorrar y no hagamos mención del ahorro en el consumo energético y con el sentido común. Apaga las luces de las habitaciones que no usas, cierra el grifo en los momentos en los que, al cepillarte los dientes y ducharte, no usas agua, etc. Lo mismo ocurre con el aire acondicionado y los radiadores. Si quieres más información sobre cómo aislar tu hogar correctamente tanto en los días de frío como en los de calor, te lo contamos todo aquí (enlazar a artículo de MI HOGAR_ Cómo aislar correctamente tu hogar).

Cómo reciclar y ahorrar al mismo tiempo por medio de la decoración

Si llevas tiempo queriendo darle un aire nuevo a alguna estancia de tu hogar, como el salón o tu habitación, este es el momento perfecto de hacerlo. ¡No te preocupes, lo puedes hacer con todo lo que ya tienes en casa! Piensa en cuántas cosas tienes por casa ocupando espacio, que ya no usas, pero que, cambiando su aspecto, pueden tener una segunda vida.

Son muchos los objetos que puedes cortar, pintar, forrar, y decorar como: Envases de yogurt, tubos de papel higiénico, botellas de plástico y de vidrio, incluso latas de aluminio.  Esos envases de cristal de tomate o conservas pueden ser nuevos vasos, lapiceros, maceteras e incluso floreros. Si las manualidades son lo tuyo, es la ocasión perfecta para dejar volar tu creatividad.

Lo mismo ocurre con los cuadros que tienes por casa. Si algún cuadro se ha roto o simplemente te has cansado de verlo todos los días, puedes desmontarlo y quedarte con el marco. Prueba a colocar tu foto familiar favorita o un vinilo que te guste mucho. ¿Por qué tirarlo cuando lo puedes usar para decorar tu hogar?

Como último consejo, pero no por eso menos importante, si te has cansado de tus cojines y te gusta coser, fórralos con telas que tengas guardadas por casa. No solo estarás ahorrando dinero en cojines nuevos o forros nuevos, sino que también estarás dándole un aire fresco a tu salón o habitación.

Como puedes ver, no hace falta cambiar tu estilo de vida, sino tu forma de consumir y el uso que le das a las cosas. Reciclar y ahorrar son dos acciones perfectamente compatibles y complementarias que además de permitirte ahorrar dinero, contribuirán a un planeta más verde y sostenible.

Reclicar y ahorrar

Contenido elaborado por «Ontwice»

Compartir: