Viajar con perro

Todos los consejos para viajar con tu mascota

Compartir:

Te has llegado a plantear no irte de vacaciones por no dejarla sola… incluso has valorado la opción de acortar tus vacaciones para no sentirte culpable.  ¡Si tienes una mascota, sabrás de lo que hablamos! Seguramente que te habrás planteado irte de vacaciones con tu mascota, pero no tienes toda la información sobre documentación, requisitos, y formas en la que puedes viajar con ella. ¡Hoy te sacamos de dudas!

¿Por qué viajar con tu mascota?

Viajar con tu mascota te proporciona por un lado tranquilidad y la posibilidad de unas mejores vacaciones. Viajar con ella te da tranquilidad porque no deberás de preocuparte por la incertidumbre de si está comiendo bien, si está en buenas manos o condiciones y porque sabes que anímicamente estará bien.

Por otro lado, seguro que tendrás unas mejores vacaciones porque estarás compartiendo tu tiempo libre con tu familia, incluyendo tu mascota y porque te ahorrarás, tanto dinero como disgustos e incertidumbre. Aunque tengas que pagar por poder viajar con tu mascota, ahorrarás dinero sin tener que contratar los servicios de una guardería o un hotel para perros o de una persona que cuide de ella. En definitiva, cuando viajas con tu mascota, ganas tú y gana ella, porque, además, no hay nada que disfrute más un animalito que estar con sus dueños y vivir aventuras con ellos.

Claves para viajar con tu mascota

Para que puedas irte en tu próxima escapada o viaje de última hora acompañado de tu mascota, te aconsejamos tener en cuenta y valorar los siguientes puntos

1)     ¿Tu mascota está acostumbrada a viajar?

Tú tienes muchas ganas de irte de vacaciones en la compañía de tu mascota, pero… ¿tu mascota está acostumbrada a recorrer largas distancias y a estar fuera de casa tantos días seguidos? No nos referimos únicamente a el hecho de viajar en un medio de transporte desconocido para ellos, sino también a los cambios de rutina, personas y espacios físicos. Antes de irte de viaje deberás de hacerte esta pregunta. Si es necesario llevártela en tu próximo viaje, te aconsejamos que pruebes a llevarlo una noche a casa de algún familiar o conocido o un fin de semana fuera de casa para que se pueda ir acostumbrando.

2)     Piensa en tu mascota cuando elijas el destino

A día de hoy, no todos los destinos son mascota-friendly, por lo que, si tu idea es llevarlo contigo, deberás de elegir un sitio en el que no solamente sea bienvenido, sino que también sea apto para él y en el que vaya a disfrutar. Al momento de elegir destino, asegúrate de informarte sobre las facilidades de las que podrá disfrutar ahí, el clima que tendréis y también sobre las restricciones con las que te puedes encontrar al llevar a tu mascota.

3)     Visita al veterinario antes de emprender el viaje

Por el simple hecho de que tu mascota sea muy mansa y apenas te de guerra, no deberás de pensar que puede, y debe, de aguantar todo. Te aconsejamos que antes de que emprendáis el viaje, le hagas una visita al veterinario para un chequeo completo, y que sea él el que te diga si tu mascota está apta y lista para viajar.

4)     El medio de transporte

No es lo mismo viajar en coche que viajar en tren o en avión, no solamente por el espacio disponible para estos animalitos, sino también por el precio que supone llevarlos y por las reglas que cada empresa y medio de transporte tiene. En cualquier caso, e independientemente del medio de transporte, deberás de llevar a tu mascota siempre en su respectivo transportín. Muchas personas están en contra de esta medida, pero nosotros te lo recomendamos también por seguridad, tanto tuya si viajáis en coche y conduces, como la de tu mascota. Si tu viaje implica tener que coger un avión, asegúrate de consultar previamente las condiciones, precios y normas de la aerolínea para evitarte cualquier sorpresa desagradable. ¡Consejo extra! Te aconsejamos que, por lo menos diez días antes, presentes un certificado de salud de tu mascota y cualquier documentación necesaria.

Si por el contrario piensas viajar en tren o en barco, independientemente de que sea un viaje nacional o internacional, también asegúrate de informarte sobre las normas y requisitos que cada empresa tiene. Una vez tengas toda la información necesaria, decide el medio de transporte en que vayáis más cómodos y el que mejor se adapte a vuestras necesidades.

5)     Piensa en posibles emergencias y urgencias

No tiene porqué pasar nada malo, pero los imprevistos son algo real y pueden ocurrir una vez lleguéis a vuestro destino vacacional. Es por esto por lo que te recomendamos que lleves un botiquín con cosas básica que pueden sacarte de apuros y quitarte un susto. En este botiquín deberás de incluir, entre otras cosas: Pinzas, tijeras, termómetro, gasas estériles, esparadrapo, alcohol, agua oxigenada, y suero fisiológico. Es importante que lleves este botiquín en caso de alguna emergencia, pero te aconsejamos que antes de llegar a tu destino, investigues todos los veterinarios y centros médicos para animales en la zona.

Es posible tener el mejor viaje de tu vida y hacerlo con tu mascota. Asegúrate de que tienes toda la información necesaria previa al viaje y de que conoces a tu mascota lo suficiente como para saber si está lista para viajar y que una vez en vuestro destino, disfrutará de las vacaciones tanto como tú. ¡Que comience el viaje!

 

Contenido elaborado por «Ontwice»

Compartir: