Caldera y calefacción pellets

Ventajas y desventajas de la calefacción de pellets

Compartir:

Si estás valorando cambiar la calefacción de tu hogar e incorporar calefacción de pellets, te contamos todas sus ventajas y desventajas. ¡Toma una decisión después de leer este post!

Nunca es tarde para hacer cambios en tu hogar, sean puramente estéticos o también funcionales. Uno de los cambios a los que mucha gente suele recurrir es a cambiar la forma en la que calienta su casa durante los meses más fríos del año.

En los últimos años, la calefacción de pellets está cobrando importancia y protagonismo, y no le falta motivos. Además de ser más económica que otros tipos de calefacción, estéticamente, queda muy bien en cualquier rincón. Si estás valorando incorporar este tipo de calefacción en tu hogar o negocio, ¡te contamos todas las ventajas, desventajas y claves para que no te falte nada de calor!

¿Qué son exactamente los pellets y cómo funcionan?

Los pellets son pequeños cilindros hechos con serrín natural comprimido a alta presión que, gracias a su densidad y dureza, y el propio material, funciona de manera óptima para aportar calor y prender fácilmente. Los pellets al ser completamente naturales no contaminan y tampoco son tóxicos, por lo que usarlos para calentar tu hogar no supone ningún riesgo para tu salud y la de los tuyos y es respetuoso con el medio ambiente. Así que únicamente tendrás que introducir y encender los pellets en la estufa y disfrutar del calor.

Para encender la calefacción de pellets, el proceso es el siguiente: Introduces los pellets en la estufa y tras quemarse los primeros pellets, la estufa arranca la ventilación de la cámara de fuego con el propósito de sacar el calor hacia afuera. A partir de este punto, la estufa irá encendiendo nuevos pellets y ventilando para no perder calor. Una vez llegue a la temperatura previamente definida (por medio de un mando o del mismo panel de control de la estufa), parará la combustión y la reanudará una vez baje la temperatura y haya que volver a subirla. Es importante destacar que para que la estufa funcione, tendrá que estar en conectada en todo momento a la toma de corriente.

Tipos de estufas de pellets

Aunque el material que genera el calor son los pellets, existen diferentes tipos de estufas de pellets. ¡Te contamos en qué se diferencian a continuación!

  1. Estufas de pellets canalizables: Las estufas de pellets canalizables están pensadas y diseñadas para distribuir calor a habitaciones conjuntas a la habitación en la que se encuentra la estufa principal. La distribución de calor se realiza a través de conductos aluminizados que salen de la parte posterior de la estufa. Si tienes una casa con varias habitaciones y te interesa que todas estén calientes por igual, una estufa de pellets canalizables es tu mejor opción.
  2. Estufas de pellets de aire forzado: Estas estufas son las más comunes y también las más eficientes y ecológicas. Estas calientan el ambiente en el que se encuentra la estufa, por lo que son ideales para estancias abiertas, como un salón o un local. Con este tipo de estufas, también puedes regular el calor y la temperatura siempre que quieras.
  3. Hidroestufas de pellets: Las hidroestufas o termoestufas son aquellas que permiten repartir calor por un espacio físico por medio de un sistema de radiadores de agua. Esta estufa se conecta al circuito ya existente y a los radiadores para calentar el agua. Digamos que las hidroestufas funcionan como una caldera. Como valor añadido, estas estufas son las más seguras, ya que incluyen una función con la que, si se detecta algún fallo, se apaga automáticamente.

Ventajas de la calefacción de pellets

  1. Ecológico: Al tratarse de madera, un recurso natural y además renovable, casi no produce dióxido de carbono. De igual forma, hay que recordar que los pellets son fabricados con excedentes de madera, que, si no fuera por esta reutilización, podrían suponer un riesgo considerable para los incendios forestales. Incluso cuando los pellets han sido quemados, sus cenizas son óptimas para el compostaje.
  2. Más económico: El coste de los pellets es menor que el coste del gasóleo, el gas y por supuesto, menor que el de la electricidad. Evidentemente, el ahorro de dinero dependerá en gran medida al uso que se haga de este tipo de calefacción, pero este mecanismo ya supone ser más económico que otros tipos convencionales de calefacción.
  3. Seguro: A pesar de su alto poder calorífico, los pellets no suponen ningún riesgo de explosión, por lo que este tipo de calefacción es idóneo para cualquier hogar o local. De la misma forma, no producen mucho humo, por lo que este tipo de estufas solamente necesitan una salida de gases.
  4. Caducidad: Siempre y cuando se guarden en un lugar seco, los pellets mantienen sus cualidades y propiedades y sin caducar.

Desventajas de la calefacción de pellets

  1. Calidad: A pesar de que los pellets sean un material usado para la calefacción más económico que otros, es indispensable que sea de buena calidad para asegurar el buen funcionamiento de la caldera y la buena generación y distribución del calor.
  2. Mantenimiento: Aunque los pellets duren muchísimo tiempo sin perder propiedades, necesita mantenerse en un lugar completamente seco. Esto supone una desventaja si vives en una ciudad o una zona muy húmeda, ya que, con la humedad o el contacto directo con el agua, los pellets se convierten en serrín y dejan de funcionar para la calefacción.
  3. Limpieza: Al tratarse de materiales naturales, hay que dedicar más tiempo para la limpieza de estas estufas, ya no solo por estética, sino también por funcionamiento. Conforme pasa el tiempo, la creación de cenizas y de hollín puede llegar a afectar el buen funcionamiento de la caldera.

 Como puedes comprobar, la calefacción de pellets tiene más ventajas que desventajas, desde su precio hasta su eficacia para mantener cualquier estancia caliente. Adicionalmente, la venta de este tipo de calderas está en auge por la estética que ofrece y por el impacto ecológico positivo que ofrece en comparación con otros sistemas de calefacción. Así que si estabas valorando esta opción para tu hogar, ¡no lo pienses más!

 

Contenido elaborado por «Ontwice»

Compartir: